Luego de la muerte a balazos de un joven en el municipio Lerdo de Tejada, a manos de policías, en Veracruz, este viernes 19 de enero, una multitud enfurecida intentó linchar a varios uniformados y le prendió fuego al Palacio de Gobierno de esta localidad.

Todo parece indicar que la policía persiguió a balazos a Brando Arellano Cruz “N”, quien no se habría detenido en un retén, hasta ultimarlo en su vehículo particular, lo que provocó actos de protesta de numerosos ciudadanos de la comunidad, quienes gritaban consignas contra la violencia policial.

“No fue un error, vinieron a matarlo, porque encañonaron a mi esposo que es profesor del Telebachillerato de Veracruz”, dijo la madre de la víctima.

Más tarde, familiares del joven y vecinos rodearon a los elementos de seguridad acusados del crimen, los obligaron a quitarse los pasamontañas y los golpearon.

Tras el rescate y traslado de los policías municipales, la multitud respondió con la quema de patrullas, mientras que una turba ingresó al Ayuntamiento y prendió fuego a cartones y maderas en las oficinas del Palacio Municipal.

La alcaldesa morenista de Lerdo de Tejada, María Esther Arróniz López, no ha dado ninguna declaración de los hechos.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz comunicó la detención de cuatro elementos de la Policía Municipal de Lerdo de Tejada, Veracruz, bajo la acusación de su presunta implicación en el asesinato de un joven identificado como Brando Arellano Cruz “N”, de 27 años.

Mediante un comunicado oficial, la SSP anunció que los agentes serán puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado para rendir cuentas conforme a los procedimientos legales establecidos.

La institución reafirmó su compromiso de colaborar íntegramente en el desarrollo de la investigación en curso. “Desde el gobierno del estado declaramos que no habrá impunidad ante lo sucedido”.

Deja un comentario