El presunto asesino de los jesuitas pertenece al Cártel de Sinaloa

40

Chihuahua

José Noriel Portillo, El Chueco, señalado como el responsable de los asesinatos de 2 sacerdotes jesuitas y un guía turístico en una iglesia de Ceracahui, en Chihuahua, es operador de Los Salazar en la Sierra Tarahumara, brazo armado del Cártel de Sinaloa, encabezado por los hijos de El Chapo Guzmán.

El Chueco, de 30 años, y oriundo del municipio de Urique, también está relacionado con la tala ilegal.

En 2018, el sujeto se vio involucrado en el homicidio del turista Patrick Braxton Andrews, además, aparece como responsable de la muerte de Cruz Soto Caraveo en 2019.

Luego de ejecutar a los jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, junto a Pedro Heliodoro Palma, guía de turistas, se habría robado los cuerpos.

Deja un comentario