Al inaugurar los trabajos de reconstrucción del tramo carretero San Felipe de Los Alzati-Ocampo-Angangueo-Tlalpujahua, donde se invirtieron 60 millones de pesos en beneficio de 14 mil 800 habitantes, el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla resaltó la importancia de esta vialidad en la mejora de la economía y el impulso al turismo en el Oriente michoacano.

El mandatario indicó que además de los trabajos realizados en dicho tramo carretero, se atiende el tramo de Tlalpujahua-Contepec y de Contepec a Epitacio Huerta, convirtiéndolo en un corredor clave para esta región.

“En esta zona se concentra la producción de la flor de Nochebuena y la guayaba, así como el turismo, de ahí la importancia de contar con carreteras en óptimas condiciones que se complementan con la autopista Maravatio-Zitácuaro, que será libre de peaje”, apuntó.

El secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, informó que para concretar esta obra se intervinieron más de 47 kilómetros a través del Fondo de Aportaciones Estatales para la Infraestructura de los Servicios Públicos Municipales (Faeispum).

“La rehabilitación del camino tuvo un costo de 60 millones de pesos, gracias al trabajo coordinado entre los municipios y al esquema de obra multianual e incluye un mantenimiento contratado hasta 2027”, explicó.

Dijo que además de la reconstrucción de la carretera, también se trabajó en la colocación de barreras metálicas y muros de contención para mayor seguridad de quienes transitan por la vía.

Los presidentes municipales de Zitácuaro y Angangueo, Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela y Gerardo Sánchez Sánchez respectivamente, coincidieron en agradecer al gobernador el apoyo y compromiso que tiene en mejorar las condiciones del estado y en especial del Oriente con la realización de este tipo de obras que permiten un tránsito seguro.

Acompañaron al gobernador la diputada local, Gloria del Carmen Tapia; el vocal ejecutivo de Cedemun, Jesús Mora González, así como habitantes de San Felipe de los Alzati.

Deja un comentario