Morelia, Michoacán

Y después del simulacro, un sismo de verdad, por si quedaba alguna duda sobre cómo deben aplicarse los protocolos de seguridad y salvaguarda de la población durante estos eventos.

Poco después de las 12:00 horas de este 19 de septiembre las alertas sísmicas en los edificios que cuentan con estos sistemas se dejaron oír para advertir del supuesto movimiento telúrico de magnitud 8.1 que se simularía en el ejercicio nacional que, en conmemoración del Día Nacional de Protección Civil, se llevó a cabo.

El temblor que se percibiría en Guerrero y Michoacán, y, en el caso de las instalaciones de la Secretaría de Gobierno (Segob), en el bosque Cuauhtémoc, dejaría una persona lesionada y el desalojo de los trabajadores en 1.3 minutos, lo que se consideró aceptable.

Ante el personal de la Segob y la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), que participó en el simulacro, el director de Protección Civil estatal, Jorge Romero Alvarado, aseveró que, contrario a las creencias populares, “los sismos no se pueden predecir, luego hay quien quiere ver leyes en estos, como que septiembre es el mes de los sismos, pero eso no es cierto”.

Sin embargo, poco antes de una hora de este ejercicio, a las 13:05 horas, la naturaleza le jugaría en contra al funcionario, al presentarse un temblor real, con una magnitud de 7.4, que se localizó a 59 kilómetros al sur de Coalcomán.

El incidente habría dejado afectaciones, aún por confirmar, en inmuebles en Pátzcuaro, Coalcomán, Tinguindín y zonas de la Costa Michoacana.

Los reportes aún están en curso, luego de que el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, y el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, giraran instrucciones para que elementos de protección civil y servicios de emergencias efectúen recorridos por las áreas del estado y la ciudad para determinar si hubo algún daño o riesgo para la población.

Video: Liliana Jiménez

Deja un comentario