Montgomery, EU  

Una niña, de 12 años, logró huir del sujeto que la secuestró luego de permanecer en cautiverio, junto a 2 cuerpos en estado de descomposición, por una semana, en una casa ubicada en una zona rural en Alabama, Estados Unidos. 

Las autoridades detallaron que la menor logró liberarse y escapar masticando sus ataduras.

De acuerdo a los documentos judiciales relacionados con el caso, la menor estuvo atada a una cama por casi una semana.

Durante su cautiverio, la joven fue agredida y forzada a ingerir bebidas alcohólicas, a fin de mantenerla en estado de sumisión, explican los reportes de la WSFA, una estación de televisión en Montgomery.

Por su parte, Jimmy Abbett, sheriff del condado de Tallapoosa, mencionó en conferencia de prensa, que la menor fue hallada poco antes de las 8:30 de la mañana del lunes por un conductor que la vio caminando por una carretera en Dadeville, Alabama.

Posteriormente, el hombre llamó al 911. “Es una heroína”, dijo Abbett. “Está a salvo y queremos que siga así”.

Tras el hallazgo de la niña, las autoridades registraron la casa donde la menor había sido privada de su libertad y encontraron 2 cuerpos en estado de descomposición.

Luego de los macabros hallazgos, las autoridades identificaron al secuestrador como José Paulino Pascual-Reyes, de 37 años, quien es residente en Dadeville, Alabama.

El sospechoso fue detenido en Auburn y trasladado al condado de Tallapoosa, para presentarlo en una audiencia judicial.

José Paulino es acusado por los delitos de secuestro en primer grado, 3 cargos de asesinato capital y 2 cargos de maltrato de cadáveres.

Deja un comentario