Nueva York, EU

Cuando estaba transmitiendo su sermón en vivo, el pasado fin de semana, el pastor Lamor Whitehead, predicador de Nueva York, fue asaltado por varios ladrones que le quitaron todas sus joyas, valoradas en más de un millón de dólares.

El pastor de Brooklyn, conocido por su estilo ostentoso y sus joyas llamativas, estaba dando su sermón en la iglesia Leaders of Tomorrow International Ministries, cuando entraron 3 hombres armados.

En la grabación del sermón, obtenido por medios como ABC7, se escucha a Whitehead decir: “Está bien, está bien”, mientras levanta las manos y se arroja al suelo.

La pantalla alcanza a mostrar a uno de los asaltantes, enmascarado.

Los asaltantes “mostraron sus armas de fuego” y le exigieron al obispo, de 44 años, y su esposa, DosReis-Whitehead, de 38, que entregaran sus pertenencias, indicó la policía en un comunicado.

Tras el asalto, Whitehead, considerado un excéntrico, subió una publicación en Instagram, en la que explicó: “Cuando los vi entrar al santuario con sus armas, les dije a todos que salieran, no sabía si querían dispararle a la iglesia o si solo venían a robar”.

En otra publicación, Whitehead ofreció 50 mil dólares de recompensa por información que conduzca al arresto de los asaltantes, que huyeron de la iglesia a pie, se subieron a un Mercedes Benz blanco y se dirigieron al este, según la versión policial.

Frente a las críticas que ha recibido por sus lujos, Whitehead respondió en Instagram: “Ustedes no me van a derribar con sus pensamientos infantiles. Me mantendré concentrado”.

Deja un comentario