Segunda audiencia del caso Jessica: aún hay esperanza

91

Morelia, Michoacán

Aun hay esperanza. Hay mucho cansancio y desesperación, pero la esperanza de que la justicia, en una u otra forma, llegará, no ha ha abandonado a Verónica Villaseñor y Martín González, padres de Jessica, víctima de feminicidio en septiembre de 2020.

Pocos minutos antes de las 16:00 horas ha terminado la audiencia de debates del juicio oral que enfrenta Diego Urik por su probable comisión del delito que dio inició desde las 13:34 horas.

Se esperaba que cuatro personas -tres testigos y un perito-, hicieran su aportación al caso, pero sólo fue posible desahogar dos testimonios, los de Adrián, hermano de Jessica González, y Joshua, conocido de la joven profesora.

Foto: ACG

Ya en el exterior del Poder Judicial del Estado, Verónica Villaseñor reconoció que poco le hizo falta para exasperarse por causa de los interrogatorios efectuados por los cinco abogados de Diego Urik, que suma así tres letrados a su defensa. Preguntas reiteradas sobre el detalle de la vestimenta de Jessica, sus vínculos amistosos y sentimentales, las actividades que desempeñara, entre otros, expuestas como contramedida ante la evidencia que señala al imputado.

“Sólo buscan revolver, las pruebas ahí están”, señala.

No fue la única incómoda con la situación: el juez Ariel Montoya amonestó a los testigos y regañó a los abogados defensores y de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes se debatían entre objeciones por sugerencias, preguntas ya contestadas, conclusión y técnicas inapropiadas.

Pero aún hay esperanza. Martín y Verónica confían en que de alguna u otra forma, habrá justicia.

Deja un comentario