Fotos: ACG.

Morelia, Michoacán

Y la espera llegó a su fin. Alrededor de 12 mil personas se congregaron en el estadio Francisco Villa para bailar, cantar, disfrutar y enamorarse con Los Ángeles Azules.

De Iztapalapa para Morelia, Los Ángeles Azules arribaron al ritmo de cumbia y, entre percusiones y metales, interpretaron temas como Tanto Amor y Mi Niña Mujer.

Hacia las 20:30 horas de este sábado, aun con la algarabía del triunfo de Atlético Morelia sobre Cimarrones de Sonora, un público impaciente y retador ante la amenaza de lluvia recibió a los músicos desde las gradas.

Video: Fátima Paz.

A partir de las 19:00 horas se abrieron las puertas de la unidad deportiva Ejército de la Revolución para permitir el ingreso de la fila, similar a las que una vez se conformaran para obtener la vacuna contra el coronavirus o covid.

Una breve conferencia de prensa antecedió al espectáculo, mientras caían algunas calladas, tímidas e inocentes gotas de lluvia, que, luego de unos momentos de indecisión, decidieron retirarse.

Y la espera terminó. La presentación estelar del Festival Michoacán de Origen (FMO) dio inicio con un saludo del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, quien todavía portaba la camiseta del Atlético Morelia.

“Morelia, manitas arriba y dice…!”, expresaron Los Ángeles Azules, Y la Hice Llorar con una Cumbia pa Gozar.

“Me gustó ese aplauso, me encantó. ¿Cómo nos fue en el fútbol? ¿Bien o súper bien? ¿Estamos contentos? ¿Cómo la estamos pasando con Los Ángeles Azules? ¡Arriba Morelia, Morelia, Morelia!”, mencionaron.

Y al son de La Cumbia del Infinito, que no tiene fronteras, los espectadores se levantaron de sus asientos, en las gradas y en el ruedo para, con mucha ricura, sacar sus mejores pasos de baile.

Y el listón de tu pelo cayó, preludio del baile que guiaron desde el escenario los de Iztapalapa.

No pasaron 17 Años desde su última visita, pero Morelia bailó, cantó, disfrutó y se enamoró con Los Ángeles Azules, porque nunca es suficiente.

Deja un comentario