Voz en Punto: su único instrumento es la voz… ¿no lo cree?

67

Morelia, Michoacán

Voz en Punto, el ensamble vocal a capella con la más brillante trayectoria internacional en la historia de la música mexicana, ofreció anoche 15 de septiembre en el Teatro Mariano Matamoros, de Morelia, un gran concierto que sorprendió al público por la novedad y excelencia de las interpretaciones y el acercamiento a temas antológicos de la música mexicana de todos los tiempos.

Fundado en 1990, por su director, el barítono, José Galván, el grupo recrea hermosas melodías y reproduce el sonido de varios instrumentos musicales, como el contrabajo, usando una solo y maravillosa herramienta llena de secretos: la voz.

Y conste que el virtuosismo de Voz en Punta va más allá de la mera anécdota, con tres sopranos, dos tenores y un barítono sus integrantes se desdoblan con audacia en solos, dúos y hasta tríos para perfilar una audaz línea melódica y un floreo en las armonías que se aleja de las versiones originales de composiciones que todos conocemos.

Vestidos con estampados donde se aprecia la Mariposa Monarca, en homenaje a Michoacán, un estado al que mucho le agradecen, la agrupación coral incursionó en temas como “El Viajero” de Roberto Sierra y Pepe Martínez, “El rascapetate”, un son chiapaneco, la Pirekua michoacana “Jucheti Consuelito” y el son veracruzano “El tilingolingo”, junto a clásicos como “Bésame mucho” de Consuelito Velázquez, y “Qué rico mambo” de Dámaso Pérez Prado.  

En algunas piezas, Voz en Punta intenta ciertas parodias que juegan con el humor y la ironía para buscar más empatía con el público. Un ejercicio de gestos, muecas y movimientos improvisados que el grupo no necesita, pues la calidad musical es tan alta que se echan al auditorio en el bolsillo desde los primeros momentos.

El ensamble ha visitado países como como Estados Unidos, Francia, Alemania, Rusia y España. Aquí en México ha triunfado en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México y en el Festival Internacional Cervantino.

Por su enorme calidad, han compartido escena con la Sinfónica de Dresde, la Orquesta Sinfónica Nacional de México y la Camerata Salzburgo.

Al final del concierto, y a pedido del público puesto de pie, Voz en Punta nos hizo reír con “El camal y la olla”, un tema perteneciente a su concierto Cri-Cri (personaje de canciones infantiles), el cual ya fue disfrutado por los melómanos dentro del marco de esta nueva edición del Festival de Música de Morelia.  

Deja un comentario