México, entre la dictadura y la corrupción

111

Política y politiquería

El día de ayer se dio a conocer el Índice de Estado de Derecho global 2021 WJP, un par de días atrás se anticipaba que México habría caído varios lugares en la medición de corrupción, hoy sabemos que retrocedimos 18 lugares, que México es uno de los países con más corrupción, pues ocupamos el lugar número 135 de una lista de 139 países.

Como se quiera ver, es un gran fracaso para el presidente, quien desde que asumió el gobierno prometió acabar con la corrupción. A tres años, el nepotismo, la falta de transparencia, e irregularidades en la entrega de apoyos sociales, han marcado la administración Obradorista.

Hace una semana el presidente anunció que asistiría a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para hablar de corrupción; si el mensaje es sólo para lamentar que los sexenios pasados eran más corruptos, no vaya presidente, los mexicanos no merecemos la vergüenza internacional.

Uno de los mayores flagelos de la sociedad mexicana es, sin duda, la corrupción, que tiene varias vertientes; por eso el gran reto urgente es dejar de combatir la corrupción desde los discursos y empezar a actuar en lo sustantivo.

Y por si faltara más, en esta semana se dieron a conocer los resultados del Latinobarómetro, el cual es un estudio de opinión pública que se realiza en 18 países de América Latina. Dicho estudio ha arrojado datos que pondrán en jaque a las democracias latinoamericanas.

De acuerdo a los datos del informe, México es el país de América Latina que más ha aumentado su inclinación hacia un hipotético gobierno autoritario “en ciertas circunstancias un gobierno autoritario puede ser preferible a una democracia”. En 2018 el 11% de los encuestados en nuestro país estaba de acuerdo con dicha aseveración; en 2020 esa misma variable pasó al 23%.

El informe revela además, que los latinoamericanos están cansados de la política por la incapacidad de sus gobernantes de poner fin a la desigualdad.

Con estos resultados internacionales, a todos los mexicanos nos debe preocupar el rumbo que esta tomando nuestro país, porque no somos un país autoritario pero hay cierto sector de la población que no vería mal que lo fuéramos; México ha sido colocado en el lugar 135 de 139 en cuanto al combate a la corrupción. Tan sólo en 2017 estábamos en el lugar 117, que ya era malo; hoy estamos a pocos lugares de los niveles de Uganda o Congo.

Al tiempo.

Deja un comentario