Un semáforo descompuesto y que sirve para manipular

41

OPINIÓN

Por: Héctor Enciso Carrillo

No son literales las expresiones que emito en esta colaboración, pero sí tratan de señalar la esencia de lo que plantea la Dra. Laurie Ann Ximénez Fyvie. En la mesa de análisis Con los de casa que presenta cada miércoles el diario El Universal, fueron muy interesantes, pero sobre todo muy acertadas las opiniones que dio la Dra. experta microbióloga, doctorada en ciencias médicas por la Universidad de Harvard y actual titular del laboratorio de genética molecular de la UNAM. Estas opiniones tienen la virtud de que en ellas se plasma la visión de una científica que se atreve a criticar a fondo la pésima gestión que ha hecho el gobierno de la “4ª Transformación” (4T) sobre la contención de la pandemia generada por el coronavirus SARS-CoV2, la cual, según el gobierno de López Obrador ha matado a poco más de 250 mil mexicanos, pero que, según el llamado “exceso de muertes” dado a conocer recientemente por el INEGI, es de cerca de 500 mil personas (que si no han muerto directamente por la actual pandemia, la inmensa mayoría de esos fallecimientos tiene alguna relación con la actual crisis sanitaria, producida por esa fallida “estrategia” del gobernó federal. Doy resumidamente estas opiniones de la Dra. Ximénez Fyvie:

1.- A la pregunta que le hizo uno de los panelistas del periódico El Universal, sobre cómo considera la estrategia que ha impulsado el encargado de conducir los esfuerzos de la Secretaría de Salud para combatir la pandemia, Dr. Hugo López-Gatell, la Dra. Ximénez Fyvie sostuvo que, en realidad no existe ni ha existido nunca ninguna “estrategia”; lo que ha existido de parte del gobierno es una serie de medidas que han propiciado que, lejos de contener la propagación de la enfermedad, han propiciado que se extienda ésta entre la población. Esa falta de una estrategia eficaz se presentó desde el inicio de la pandemia pues el gobierno nunca aplicó pruebas masivas para detectar a tiempo y aislar oportunamente los focos de contagio. Los datos actuales nos señalan, según la Dra., que aun en estos momentos la necedad del gobierno persiste, dado que sigue sin hacer pruebas. En México sólo se le realizan pruebas a las personas que presentan síntomas (y no a todas esas personas), pero se ha demostrado que el 70 por ciento de los contagiados no presentan síntomas; el resultado no puede ser otro que el contagio se extiende irremediablemente como “verdolagas en campo abierto”. Por eso somos el 4º país en el mundo con fallecidos por Covid-19.

2.- Hay países en el mundo a los que puede México tener como ejemplos a seguir para el combate a la pandemia, como lo son Nueva Zelanda, Australia, Corea del Sur, Vietnam, China, Japón, etc., y hay países que son mal ejemplo para imitar en su gestión en contra del combate al SARS-Cov2. Un mal ejemplo son los Estados Unidos de Norteamérica, sostuvo la conocida microbióloga; ahí los contagios en varios de los estados de la Unión Americana en los que han crecido -por decirlo así- exponencialmente (hay publicaciones -esto no lo dice la Dra. Ximénez Fyvie-, que señalan que desde que comenzaron las clases presenciales se contagiaron más de 200 mil niños y que el porcentaje de fallecidos entre los mismos se ha duplicado en ese lapso) los contagios y, claro está, Estados Unidos encabeza a los países con más fallecidos en todo el planeta. La Dra. Ximénez Fyvie, hizo hincapié en que esos datos, agregando los de otros países que son mal ejemplo, nos indican que con la apertura de las clases presenciales en México lo que puede ocurrir es un repunte de la pandemia (ella dijo en esa mesa de análisis que las olas de contagios y muertes han sido cada vez peores) y dado que no hay realmente “estrategia” del gobierno las consecuencias pueden ser terribles con las clases presenciales. 

3.- López-Gatell manipula la información sobre las secuelas de la Covid-19, dijo la Dra. Ximénez Fyvie, cuando señala que actualmente “tenemos muchos contagios pero pocas muertes”, pues los estudios más acuciosos éste señala sobre las secuelas de la pandemia que éstas secuelas pueden ser desde “simples molestias hasta la incapacitación de los que han padecido la enfermedad”, dado que el virus no sólo afecta pulmones y vías respiratorias; el virus al ser un agente patógeno muy dañino afecta también corazón, hígado, riñones, cerebro y muchos órganos del cuerpo, dado que sus efectos son “trombo-inflamatorios”. Por tanto, López-Gatell, -por órdenes de López Obrador se ha dedicado a minimizar la gravedad de la enfermedad para “tranquilizar” a los mexicanos, pero la durísima verdad es: al haber dejado que ocurriera una gran propagación, millones -tal vez la inmensa mayoría de mexicanos- estamos siendo afectados no sólo a corto plazo sino a largo plazo, pues la Covid-19 es una enfermedad trombo-vascular (que afecta en todo el cuerpo los vasos sanguíneos. ¿Cuántos de los millones de contagiados padecerán secuelas como problemas cardio-vasculares, cerebro-vasculares, en riñones, en hígado, etc., los cuales pueden afectar la capacidad locomotora, la capacidad de trabajo, la capacidad de razonamiento, etc.? Y yo agrego: ¿Acaso no es criminal la “estrategia” de López-Gatell (que recibe órdenes y el aval de López Obrador) de “inmunidad de rebaño”?  

4.- El manejo del semáforo epidemiológico, sostuvo la Dra. Ximénez Fyvie ha sido un mecanismo de manipulación por parte del gobierno federal, dado que en realidad no ha servido para nada. Es un mecanismo de manipulación que está inserto en la verdadera “estrategia” del gobierno que no es otra que la de dar una imagen favorable para sí mismo. No se trata, por tanto, de evitar que la pandemia dañe a los mexicanos; se trata de mantener una imagen de “gobierno eficaz”, pero ¿Cuál eficacia, cual verdadero combate a la pandemia? Por esta razón el semáforo no ha servido para contener la pandemia es un “semáforo descompuesto” que “sólo sirve para manipular al pueblo.”.

5.- Ximénez Fyvie contestó con puntual claridad a la pregunta: ¿Cómo será recordado el gobierno de López Obrador en cuanto al trato de la pandemia? Será recordado como un gobierno que “normalizó” las consecuencias terribles de la pandemia. Sostuvo la microbióloga que, en esta “3ª ola” que inició el 25 de mayo -hace tres meses-, se contagian promedio 20 mil personas diarias y mueren promedio, cerca de mil. Ahora la gravedad de la pandemia es peor, pero se ha “normalizado”, pero eso será valorado en el futuro de otra manera. 

6.- Al ser dirigida la lucha contra la pandemia -sostuvo la Dra. Ximénez Fyvie- no por científicos y académicos de alto nivel, sino por políticos ignorantes, los resultados saltan a la vista: la gestión contra la pandemia ha sido improvisación, mentiras, búsqueda de buena imagen por encima de todo. Y claro está, los “platos rotos los está pagando el pueblo mexicano”. 

7.- En su última intervención la Dra. Ximénez Fyvie deja muy claro que para frenar realmente a la pandemia -ya con las nuevas variantes más agresivas y contagiosas de SARS-COV2-, se requiere vacunar al 90 por ciento de la población. Y en esto s muy importante vacunar a los niños, adolescentes y jóvenes, pues también se contagian, también mueren. En Israel ha sido vacunada el 67 por ciento de la población total en esquema completo, y aun así, Israel es en estos momentos el país que más muertos por Covid-19 por millón de habitantes en el mundo. 

De estas importantes opiniones científicas de la Dra.  Ximénez Fyvie puedo concluir: 

El gobierno de la 4T es un gobierno que desprecia la ciencia, que lo dirigen personajes ignorantes, los cuales no han tenido, ni tienen como objetivo el ser un instrumento racional y eficaz para atender el ataque a la pandemia y salvar cientos de miles de vidas. Su interés no es solucionar los graves problemas del pueblo; su objetivo es mantener una imagen de buenos gobernantes, aunque la realidad los desmienta en todo momento. Por esta posición ominosa, la 4T, como dijo en unas de sus intervenciones la Dra. Ximénez Fyvie: “El gobierno -de la 4T-, es un gobierno criminal”.

Deja un comentario