El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla anunció que cualquier intento de copiar o realizar piratería de las Catrinas de Capula será considerado un delito federal y perseguido por la Fiscalía General de la República (FGR).

En entrevista, en el marco de la declaratoria de Indicación Geográfica Protegida para las Catrinas de Capula y el cobre martillado de Santa Clara del Cobre, el mandatario estatal recalcó que, con dicha denominación, se protege a los miles de artesanos de las dos localidades michoacanas.

“De manera automática, si alguien pretende hacer copias o piratería de las Catrinas, será perseguido por la FGR. La capa protectora crece y cubre totalmente el cobre martillado y las Catrinas de Capula,” afirmó Ramírez Bedolla.

El mandatario estatal explicó que este logro es el resultado de un largo camino que implicó modificar la Ley Federal de Propiedad Industrial para incluir la figura de la Indicación Geográfica Protegida.

Foto: Alberto Barrera / ACG

“Todos los que tienen marca colectiva pueden aspirar a tener una indicación geográfica, así como productos artesanales, alimenticios y agrícolas, como el aguacate, el limón y la guayaba,” detalló Bedolla.

La inclusión de estas figuras en la ley proporciona mayor protección legal y abre más canales de comercialización, comunicación y promoción.

“Tener una denominación de origen o una indicación geográfica aumenta las oportunidades de mercado y visibilidad a nivel nacional e internacional,” subrayó el gobernador.

Deja un comentario