Foto: ACG

Todavía no es un hecho que el alcalde electo de Cotija, Juan Pablo Aguilar Barragán, vaya a rendir protesta, pues ha recibido amenazas en sus redes sociales de parte de presuntos grupos criminales.

Un día después de haber sido electo, fue asesinada la alcaldesa en funciones, Yolanda Sánchez, quien ya había sido secuestrada el año pasado y un grupo criminal denominado “Los Calaveras” se adjudicó el hecho.

Hasta ahora, el Partido Acción Nacional (PAN), del que emanaron ambos alcaldes, no ha propuesto una terna para sustituir a Yolanda Sánchez y no lo hará, de acuerdo con su presidenta estatal, Refugio Cabrera Hermosillo.

“Ahorita está despachando el secretario de ayuntamiento. No vieron a nadie que pudiera ser el que quedara como presidente y vamos a quedar así hasta el cambio”, declaró en rueda de prensa la dirigente.

Por otro lado, dijo no haber hablado hasta ahora con Juan Pablo Aguilar porque “hay mucha interferencia” o porque, supone, “no hay buen internet” en Cotija.

“Vino el alcalde electo a recoger su constancia pero están muy callados. He querido hablar con él, pero será que hay  mucha interferencia, no me he podido comunicar con él y hasta ahora no ha dicho que no y tampoco ha dicho que sí”, argumentó.

Juan Pablo Aguilar fue en candidatura común con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y tuvo que cancelar su cierre de campaña, pues ese día hubo detonaciones en un lugar cercano a donde se iba a llevar a cabo.

Foto: Asaid Castro / ACG

Se sabe que los candidatos electos que solicitaron protección de la policía estatal o federal, dejarán de contar con ella a partir del primero de septiembre, cuando tomarán protesta y en teoría, estarán al mando de la policía municipal.

Apenas este miércoles 3 de julio, dos policías fueron asesinados en Cotija y tres más resultaron lesionados en un ataque armado.

En caso de que decida rechazar el cargo, el Congreso del Estado tendría que nombrar a un sustituto, a partir de una propuesta que haga llegar el PAN.

Deja un comentario