La explosión registrada en el templo de San José Obrero, en el municipio de Coahuayana, no fue por pirotecnia, como lo quiere hacer ver el presidente municipal, aseguró una fuente cercana.

Dicha fuente manifestó que, “los policías municipales, no tienen los conocimientos para determinar qué fue. El día de ayer, se comunicó conmigo el presidente municipal, para pedir de favor que no se publicara ya nada, que no pusiera que era una bomba de dron, porque la gente estaba apanicada. Le estaban hablando a él, que ya no querían que se publicara esto”.

“Él esta queriendo tapar el sol con un dedo, no tengo la menor intención de provocar una situación de falsa alarma. Él quiere manejar que fueron cohetes, esa es su intención. Por eso él esta comunicando que la policía municipal, pero ni el Ejército que estuvo ahí, ni la Fiscalía pudieron determinar qué era, yo lo que sugerí es que hablará a la Fiscalía para que mandaran peritos y hubiera un comunicado oficial, para que de esa manera se pudiera determinar qué fue y con eso se acababa el problema que él tenía. Sin embargo, su objetivo es ese, decir que no fue una bomba, que no fue un dron”, dijo.

Ayer por la tarde, una explosión destruyó parte del templo de San José Obrero. No se descarta que se pudiera tratar de un explosivo arrojado desde un dron.

La fuerte explosión se registró en el centro de Coahuayana, donde habitantes revisaron el lugar, para ver qué había ocurrido.

Descubrieron que la explosión se había sucitado en la iglesia de San José Obrero, ubicado sobre la avenida Hidalgo, en pleno centro de Coahuayana, por lo que de inmediato acudieron para auxiliar a posibles víctimas.

Al ingresar descubrieron que gran parte del templo había sido destruido del techo, también en su interior y bandas perimetrales, sin que se registraran víctimas.

Al momento no se sabe si alguna autoridad federal o estatal investiga los hechos para que pueda confirmar si se trató de un atentado con explosivos arrojados por dron a manos de integrantes del crimen organizado.

Deja un comentario