En esta esquina, el expresidente Felipe Calderón; en la otra, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés se enfrentaron desde sus cuentas de X por los resultados de la elección.

Por un lado, Calderón cuestionó la actuación del panista, al que llamó “uno de los peores oradores” del partido y acusó de “servirse con la cuchara grande” al colocarse en primer lugar de la lista de diputados federales plurinominales, además de “agandallarse las pluris y las notarías”.

Agregó que el PAN se alejó de su narrativa y deslindarse de su gobierno -el de Calderón- y por eso no tuvo la respuesta esperada de los votantes.

Por su parte, el también michoacano Marko Cortés, culpó al expresidente, que hace años dejó las filas del blanquiazul, de haber pactado con Enrique Peña Nieto y dejar sola a su candidata, Josefina Vázquez Mota, al grado de que en esa elección, que ocurrió durante la administración de Calderón, el PAN obtuvo la peor votación en su historia.

El líder panista incluso sacó a relucir la carta favorita de Andrés Manuel López Obrador, la de Genaro García Luna: “¿Tú no te enterabas de lo que pasaba en tu gobierno o lo consentías”, cuestionó.

Y mientras la oposición se da con todo –a sí misma-, la presidenta y legisladores electos de Morena han insistido en que la reforma legislativa va, tal cual la planteó el presidente López Obrador.

Deja un comentario