Foto: ACG

A través de un documento dirigido a su dirigencia nacional, militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Michoacán pidieron que se renueve la dirigencia estatal y con ello, la salida de Guillermo Valencia como dirigente.

“Las dirigencias de los partidos políticos deben de asumir los resultados de su estrategia y de su trabajo, o de la ausencia de esos y actuar en consecuencia”, se lee en el documento.

De acuerdo con el documento, los priistas se inconformaron con los resultados obtenidos en la elección, que los dejaron compitiendo con los partidos pequeños, y aseguran que esto se debió a que los candidatos no contaron con el respaldo de la dirigencia estatal, que “coqueteó” con el gobernador del estado y fue complaciente con Morena.

“En todo proceso electoral presidencial, por estadística comprobada, la tendencia del voto crece, siendo este proceso 2024 el más grande en todos sus rubros en toda la historia de México, aún así el pasado 2 de junio el PRI obtuvo su votación más baja jamás registrada en Michoacán”, argumentan los priistas.

Guillermo Valencia ha sostenido que su papel fue positivo, pues se mantuvo el porcentaje de votos para el PRI en Michoacán con respecto al 2021, pero para ellos, estas son “cuentas alegres”:

“No hay forma decente de asegurar que el PRI es un partido bien dirigido y con buenos resultados, pues ante la realidad eso no convence a nadie. Son los resultados los que cuentan”.

Los inconformes aseguran además que los delegados electos en las asambleas regionales y la estatal no los representan como priistas y que fueron electos de una manera irregular, sin que estuvieran todos los que fueron electos presentes.

Firman exdiputados, expresidentes municipales, como Wilfrido Lázaro Medina, quien fue presidente municipal de Morelia y diputado local, así como el exdiputado de Uruapan Rigel Macías, el exdiputado Mario Magaña, el exalcalde de Lázaro Cárdenas David Zamudio, el expresidente municipal de Lázaro Cárdenas Armando Carrillo y el exalcalde de Apatzingán Uriel Chávez.

El dirigente estatal ha criticado abiertamente a algunos de estos personajes, principalmente a Wilfrido Lázaro, por mostrar su apoyo hacia el candidato del PAN y el PRD a la alcaldía de Morelia, Alfonso Martínez, en vez de a su hermano René Valencia, quien contendió por el PRI; sin embargo, ellos aseguran que se vieron orillados a ello pues se cerró el Comité Municipal de Morelia y hacer a un lado líderes, entre otras cosas:

“Sin militancia no hay partido y la dirigencia se ha encargado de ignorarla y golpearla al grado de empujarla en muchos casos, a tomar decisiones a favor de los partidos de la coalición Fuerza y Corazón por México, a cambio de cerrarle el paso al oficialismo con el que fueron complacientes”.

Deja un comentario