Aclarando que no busca anular la elección sino que se sancione Andrés Manuel López Obrador por inerferir, la excandidata de la coalición Fuerza y Corazón por México a la Presidencia presentó una impugnación de los resultados de la elección presidencial ante el Instituto Nacional Electoral (INE):

“Sí estoy impugnando. No estoy pidiendo la anulación de la elección, lo que estoy pidiendo es que el tribunal sancione al Presidente, porque ha habido más de 50 tarjetas amarillas. Decía yo: en un partido de futbol con dos tarjetas amarillas te expulsan y aquí no, el Presidente siguió, siguió, siguió y algo tiene que hacer el tribunal. El tribunal no puede dejarla pasar”, manifestó.

Explicó que no hubo piso parejo, pues el mandatario activó todo el aparato de Estado para ayudar a su candidata, Claudia Sheinbaum, entre otras cosas, al declarar que si no ganaba ella, se acabarían los programas sociales.

La senadora agregó que hubo intervención también de los gobernadores de Morena “sistemática y reiterada” y pudo haber desvío de recursos públicos.

A esto se suma la violencia vivida en la jornada electoral, así como la intervención del crimen organizado.

De acuerdo con un comunicado hecho circular por el equipo de comunicación de la senadora, ella “exhortó a las autoridades electorales emitir garantías de reparación y no repetición sobre la intervención del Presidente de la República en un proceso electoral, considerando que estas prácticas ya forman parte del modelo de comunicación política del partido Morena”.

Deja un comentario