El profe hace sus propios cálculos a la luz de los números que arrojó la elección del pasado 2 de junio, y como cuando el maestro da con la ecuación estando frente a grupo, deduce que la derrota ante Alfonso Martínez en la pelea por la alcaldía de Morelia no tuvo que ver con traiciones internas.

“Creo que Carlos (Torres Piña, candidato de la 4T a la presidencia municipal) hizo un trabajo muy importante, aunque a juicio mío, llegó tarde”, expone Raúl Morón, el senador electo de Morena, PT y PVEM, ya con la constancia de mayoría en la bolsa y la suma de un millón 25 mil 84 votos, que presume en entrevista con Los Demonios Sueltos.

Para todos es notable que andábamos desarticulados, que cada quien seguía su propia estrategia, pero tiene que haber una línea política que conduzca desde el centro los trabajos, con una dirección única, y esto no se daba acá, pero 30 días antes comenzamos a hacerlo y es una estrategia que nos permite salir bien y el resultado tiene que ver un poco con ello.

Luego, yo no comparto que se salga antes a festejar, porque vean lo que ha ocurrido con nuestros adversarios, la dificultad que han tenido al anunciar que han ganado todo y que finalmente la realidad se impone. Tenemos que ser serios, por eso yo no estuve cuando supe del anuncio que hizo nuestro candidato Torres Piña (para anunciar el triunfo), porque no comparto eso. Igual en el festejo previo de la compañera Celeste (Ascencio), por eso yo no salí. Esta es la primera aparición que hago pública, ya con certeza plena de los números.

En Morelia todos ganan, menos dos; pareciera una confabulación, sobre todo contra el candidato a alcalde. ¿Hubo o no traiciones?

Hay diferentes puntos de vista y maneras de hacer las cosas, estilos distintos; en Morena existen muchos, pero reitero, 30 días antes conciliamos y logramos hacer una gran estrategia. Ahora debemos reunirnos para hacer una reflexión de fondo, porque todos elucubramos, pero lo que pasó en Morelia yo creo que es algo más profundo. Te puedo decir que no hay traiciones; yo hice público el cinco de cinco, lo hizo Barragán, lo hizo Ernesto Núñez. Todas las semanas estábamos en eventos juntos con Carolina y Carlos se sumó después.

Luego es muy simple buscar un culpable cuando se pierde un lugar, por eso es importante hacer una reflexión seria, profunda y ver cuáles fueron los elementos que no nos permitieron construir una victoria todavía más contundente. Se podía.

¿Por qué no se gana Morelia?

Yo creo que la ciudadanía de Morelia es muy crítica, más reflexiva y seguramente valoró muchas cosas que no le acomodaron con la candidatura nuestra. Creo que es eso, no hay otro elemento, y claro, las decisiones que tomamos como partido, porque considero que hubo decisiones que pudimos tomar de mejor manera. Revisen la cantidad de municipios que ganamos; fue menos de la mitad, cuando ganamos nueve de 11 distritos federales y 21 de 24 distritos locales. Por eso siempre hay que ver cómo competimos con las y los mejores, y revisar si la estrategia implementada en Morelia era la adecuada.

¿En esta elección se jugaron el 2027?

No, se juega lo que se juega. No hay nada definitivo (sobre lo que sigue) y todas las campañas son diferentes, y en su momento tendrán que tomarse decisiones. Ahorita en lo que hay que centrarse es en lo que tenemos, y eso es el Senado.

Celeste dijo que no se descarta en el 2027 para la gubernatura, ¿tú te descartas?

Todos tienen derecho a aspirar, sobre todo a ser gobernador de tu estado; sería un honor estar al frente del Gobierno de Michoacán, pero les he dicho que las elecciones y coyunturas electorales son circunstancias, entonces hay que esperar, tener calma y ver cómo evolucionan las cosas en estos años que siguen y ser nosotros muy activos en el Senado. Hay compañeros que han comentado públicamente que esa es una posibilidad y yo lo dejo así, como una posibilidad.

El domingo te gritaban ¡Raúl gobernador! ¿Si te gustaría ir por esa revancha?

La gente tiene derecho a manifestar sus puntos de vista. Yo recuerdo cuando Lázaro (Cárdenas Batel) ganó el senado (en el año 2000) y yo era dirigente del partido (PRD), ahí mismo, al entregarle la constancia dijeron “ahora senador, después gobernador”, porque la gente se emociona y tiene derecho a eso. Hay que entenderlo como un momento emotivo, pero la reflexión más profunda viene después. Yo creo que a todos nos gustaría, yo ya estuve un poco ahí, ustedes saben lo que pasó y la verdad es muy gratificante y es un honor representar a los michoacanos.

¿Qué tan viable ves que en Michoacán se empiece a construir una ruta donde se defina que la candidata sea mujer?

Eso hay que verlo, por eso digo que también esto es de circunstancias. Yo digo sí, es tiempo de mujeres, pero debe haber equilibrio y las decisiones últimas las toma la gente. En su momento habría que ver todos los liderazgos de compañeras y compañeros que existen y ponerlos a consideración de la opinión de los michoacanos, y también hay elementos políticos para tomar decisiones.

La derrota de Torres Piña, ¿te facilitó la ruta?

Creo que Carlos hizo un trabajo muy importante, aunque a juicio mío, llegó tarde, porque una candidatura no se construye en un mes, ni en tres meses ni en seis. Eso implica ir construyendo una estructura, generar ambiente, percepción en la gente, que te empiecen a ver como un posible, pero no puedes irrumpir en dos meses para adelante a decir que quieres. Y eso es una dificultad que se nota ya en el proceso. Ha habido candidaturas que así se han dado, sí, pero no es la lógica política, sino que hay otros elementos.

Yo ayudé y contribuí mucho para que Carlos fuera un candidato ganador, porque el proyecto es más importante que cualquiera de nosotros y tenemos que abonar para que el triunfo en Morelia sea contundente, porque el adversario que aquí tenemos es el principal referente de la derecha y del conservadurismo. Finalmente, no se dieron los resultados, pero yo no descartaría a Carlos. No descarto a nadie y en algún momento ya los michoacanos tendrán varias opciones acá, de este lado del proyecto, y también del otro lado, porque si bien es cierto que Alfonso es un potencial candidato, también hay otros que seguramente van a manifestar su interés por ser y pueden crecer.

Foto: Alfredo Soria/ACG

¿El gobernador ya te habló? ¿ya te felicitó?

No, pero a nosotros nos ha felicitado mucha gente, de Morena, de la 4T, simpatizantes, y yo me siento contento, porque no es una victoria propia, sino de todos los que trabajaron. No me ha hablado el gobernador, seguramente lo va a hacer; yo seguramente también le voy a decir, porque tenemos reflexiones internas que hacer en Morena, en la 4T de cómo hacer un análisis más profundo.

Deja un comentario