En el marco del Día del Maestro, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla señaló que su administración está abordando una problemática educativa que se ha mantenido por tres décadas. En un evento celebrado en Morelia, el mandatario afirmó que se han tomado medidas para eliminar los vicios heredados, promoviendo la transparencia en el sector educativo, con lo cual, se atiende una herencia negra de 30 años.

Durante su discurso dirigido a los docentes michoacanos, Ramírez Bedolla destacó los avances en la recuperación de la rectoría educativa en el estado, un esfuerzo que ha contribuido a dignificar la figura y la labor de los maestros.

“Hoy les pagamos en tiempo y forma tanto sus quincenas como sus prestaciones y ha quedado atrás la etapa oscura de corrupción y persecución política”, expresó el gobernador.

El mandatario estatal criticó a las administraciones anteriores, mencionando que la educación se había convertido en un negocio donde la venta de plazas era una práctica común. “Con los maestros todos, sin ellos nada”, afirmó Ramírez Bedolla, subrayando la importancia de los docentes en el sistema educativo.

El evento, que incluyó un tradicional desayuno para conmemorar el Día del Maestro, fue también la ocasión para entregar mil 700 reconocimientos a docentes en honor a sus trayectorias. Ramírez Bedolla acompañó a los maestros en esta celebración, reiterando su compromiso con la mejora del sistema educativo en Michoacán.

Deja un comentario