René Valencia Reyes, candidato a la presidencia municipal de Morelia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se comprometió ante la delegación Michoacán de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) a eliminar los moches en la ejecución de obra pública y a garantizar licitaciones transparentes en caso de resultar electo.

Durante una reunión con representantes del gremio constructor, Valencia Reyes destacó la importancia de una gestión transparente y eficiente en la ejecución de obras públicas, asegurando que en su administración no habrá espacio para la corrupción ni para los favoritismos.

El candidato del PRI afirmó que, de ganar las elecciones del 2 de junio, la CMIC tendría participación en la designación del titular de la Secretaría de Obras Públicas de Morelia, con el objetivo de garantizar una colaboración estrecha y una comunicación fluida entre el gobierno municipal y el sector constructor.

Asimismo, se comprometió a simplificar trámites y servicios para el gremio constructor de la capital michoacana, buscando agilizar los procesos y facilitar la realización de obras en la ciudad.

“Yo no vengo como presidente municipal a hacer negocio, yo no vengo a que mis cuates hagan negocio”, enfatizó Valencia Reyes, destacando su compromiso con la honestidad y la transparencia en la gestión pública.

En este contexto, el candidato priista firmó una carta compromiso con la CMIC, dejando constancia de su convicción de apoyar al gremio de constructores y de trabajar de manera conjunta para impulsar el desarrollo y la infraestructura en Morelia.

Deja un comentario