Foto: Gustavo Vega / ACG

Con un reconocimiento al árbitro electoral y la confianza de que será un proceso justo, Alfonso Martínez Alcázar se registró este domingo 31 de marzo como candidato del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la presidencia municipal de Morelia.

Con la bataca encendiendo los ánimos, arropado por las dirigencias del PAN, Refugio Cabrera, y del PRD, Octavio Ocampo, la casa de la democracia recibió con gritos y abrazos al actual presidente municipal de la capital michoacana, quien formalizó lo que se viene manejando desde el inicio de su administración: la reelección por tres años más.

Flanqueado por quienes le acompañarán en la planilla: Melissa Vázquez como síndica y como regidores, en primer lugar, el independiente Alejandro Martínez, quien repite junto con Hugo Servín y Roberto Anguiano; los nuevos: Verónica Zamudio, Marissa Magaña, Juan Bernardo Corona y Lucila Martínez Manríquez, Alfonso Martínez ofreció su compromiso total a Morelia: “Vamos a construir acuerdos”.

Primero, en las oficinas del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), fue recibido por el consejero presidente, Ignacio Hurtado y varias de las consejeras del organismo. Ahí, el alcalde en funciones dijo reconocer y confiar en el árbitro electoral, en que el proceso será justo y por ello dijo que ha defendido a las instituciones y que lo seguirá haciendo.

Foto: Gustavo Vega / ACG

Tras el breve acto protocolario, en el estacionamiento del IEM, Alfonso se encontró con la gente que le ha jurado lealtad: los independientes con bataca en pleno, los perredistas, los panistas y hasta priistas que creen en su proyecto.

Fue ahí donde compartió que siempre soñó con ser presidente municipal de la capital michoacana: “Gobernar Morelia es más una vocación de servicio que una meta política”.

Y también fue aquí donde aceptó el reto que enfrenta en el tema que más le preocupa y aqueja al país:

“Qué difícil es contener la inseguridad en el municipio cuando se vive tanta violencia en el estado”, reconoció.

Deja un comentario