Sigue provocando duras reacciones en la prensa de todo el mundo la vandálica agresión contra la Mona Lisa (siglo XVI), la obra maestra de Leonardo da Vinci expuesta en el Museo del Louvre, cuyo cristal protector fue atacado este domingo 28 de enero con un bote de sopa por dos activistas climáticas.

Según ha podido verse en un vídeo, las dos mujeres han arrojado la sopa de color naranja y rápidamente pasaron por debajo de las barreras que rodean el cuadro.

“¿Qué es lo más importante? ¿El arte o el derecho a una alimentación sana y duradera? Nuestro sistema agrícola está enfermo”, ha gritado una de las activistas.

Tras ello, el personal del museo instaló unos biombos para cubrir la acción.

En una publicación en redes sociales, el grupo Riposte Alimentaire ha reivindicado la acción, que ha calificado de “no violenta”. Además, ha identificado a las activistas como Sasha, de 24 años, y Marie-Juliette, de 63 años.

Según el movimiento, en Francia, “una de cada tres personas se salta las comidas por falta de medios”, mientras que “se desecha el 20% de los alimentos producidos”.

En este sentido, pidió que cada persona pueda beneficiarse con una tarjeta alimentaria vital de 150€ cada mes, para adquirir productos.

Considerado el lienzo más famoso del mundo, la Mona Lisa, fue objeto de otro acto condenable cuando en mayo de 2022 le arrojaron un pastel.

Deja un comentario