Durante el informe de seguridad emitido en la conferencia de prensa presidencial de este martes 15, el subsecretario de Seguridad, general Luis Rodríguez Bucio, informó que siete de las ocho colombianas, presuntamente secuestradas en Tabasco, serán deportadas a su país por falsear información de su ingreso al país y realizar actividades remunerables.

Según El Universal, por razones que no se dieron a conocer, Xiomara “N” será refugiada por el gobierno mexicano.

El subsecretario de seguridad explicó que todas las colombianas presuntamente secuestradas en Tabasco por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) trabajaban en el servicio de acompañamiento y fueron contratadas por un chat de Whatsapp tras ingresar al país como turistas.

Tras la denuncia de secuestro presentada por el Consulado de Colombia en Cancún, el pasado 13 de enero se realizaron diversos operativos interinstitucionales de búsqueda y las scorts fueron ubicadas sanas y salvas en el Hotel Plaza Tabasco ubicado en la carretera de Cárdenas- Villahermosa.

Rodríguez Bucio precisó:

“Durante su estancia en la Fiscalía de Tabasco se les otorgó asistencia jurídica, pero al manifestar no haber sido víctimas de un delito, la Fiscalía las puso a disposición del INM”.

En un audio que circuló en medios de comunicación, una de las mujeres denunció en una llamada a su familia en Colombia que estaba retenida por pugnas entre líderes delincuenciales, pero, luego, en la Fiscalía de Tabasco aseguró que hizo esta grabación, porque estaba “sentimental y bajo los influjos del alcohol”.

Deja un comentario