Foto: ACG

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, alertó sobre la falta de licencia ambiental de una empresa de cosméticos que busca instalarse en la zona lacustre del Lago de Pátzcuaro. La empresa, identificada como Cacahuananche, no cuenta con los permisos necesarios para llevar a cabo sus operaciones en el área, según informó el gobernador.

La información surge en respuesta a las alertas de posibles riesgos ecológicos emitidas por las localidades aledañas al Lago de Pátzcuaro. Luis Ángel Zuluaga de Jesús, jefe de tenencia de Santa Ana Chapitiro, expresó su preocupación por la intención de la fábrica de cosméticos de instalarse en áreas cercanas al lago.

La fábrica tiene planes de generar 800 empleos y operar casi las 24 horas del día, lo que ha suscitado temores de un presunto ecocidio en la región. La extracción de grandes cantidades de agua del lago para la producción de materiales cosméticos se presenta como un riesgo inminente, especialmente considerando la actual disminución del recurso hídrico en la zona.

El jefe de tenencia destaca la falta de información clara sobre el proyecto y sus implicaciones ambientales, generando incertidumbre entre las comunidades circundantes. Además, resalta la ausencia de permisos ambientales otorgados para la acción de la empresa.

En respuesta a la situación, diversas comunidades se están organizando para oponerse a la industrialización del lago. Sin embargo, el proceso se ve obstaculizado por la falta de estudios ambientales y de urbanismo, así como la escasez de información fluida con las autoridades municipales.

Bajo dicho contexto, el mandatario estatal resaltó que no se cuentan con los permisos, ni licencias medioambientales.

“Se trata de una empresa pequeña que elabora shampoos y cosméticos. Hay otras que se pueden habilitar para que se pueda instalar. No necesariamente en las cercanías del Lago de Pátzcuaro, que esa zona es más bien turística”, explicó Bedolla.

Deja un comentario