Las Fuerzas Armadas y la Policía de Ecuador recuperaron el control de varias cárceles del país y liberaron a más de 200 funcionarios y guardias penitenciarios retenidos por bandas criminales.

Los uniformados difundieron imágenes de cientos de reclusos descalzos, con sus torsos desnudos y tirados en el suelo en medio de estos operativos. Además, en un video se observa a militares derribar paredes con explosivos y tanquetas.

“Está retomado el control absoluto de seis centros y en curso el control del último”, en la provincia de Cotopaxi (sur), escenario de cruentas masacres, dijo el general Pablo Velasco a Caracol TV.

Daniel Noboa, en el poder desde noviembre, felicitó en la red X a la fuerza pública y a sus ministros “por lograr la liberación” de los secuestrados”. “Seguimos trabajando para restaurar la paz”, añadió.

Debido a las acciones violentas de los narcotraficantes, que protagonizaron motines, fugas, asesinatos, secuestros, ataques con explosivos y saqueos, Noboa declaró al país en “conflicto armado interno” la semana pasada, otorgó el estatus de terroristas a las bandas, y desplegó 22 mil 400 efectivos de las Fuerzas Armadas en todo el país.

El balance de fallecidos se elevó ayer domingo a 19, entre civiles, vigilantes carcelarios, policías y presos. Las autoridades registraron también 1,327 detenidos y 27 presos fugados y recapturados.

Desde el lunes pasado rige un estado de excepción por 60 días en todo el país, incluidas las penitenciarias, y un toque de queda de seis horas, desde las 23:00 locales (04:00 GMT).

Deja un comentario