En Michoacán también se reflejan los beneficios de impulsar el modelo de economía moral creado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante este gobierno de la Cuarta Transformación: crecimiento económico sostenido, mayor ingreso para las familias, reducción de la desigualdad y menor pobreza, son los resultados del primer piso de la transformación en el estado, aseguró Fabiola Alanís Sámano, aspirante a la candidatura al Senado en Michoacán por Morena.

Desde enero hasta noviembre, señaló, se han creado alrededor de 15 mil empleos formales en la entidad, según el último reporte del Instituto Mexicano del Seguro Social, con una tasa anual de crecimiento mayor al dos por ciento. Y la economía michoacana está a 9 mil empleos de rebasar la barrera del medio millón de empleos formales, desatacó Alanís Sámano, también economista de formación.

Con estas cifras se superan con creces los empleos perdidos durante la pandemia y se consolida el crecimiento con justicia en Michoacán, comentó Alanís Sámano, quien recordó que se perdieron alrededor de 20 mil empleos formales en la pandemia y se llegó a un piso de 443 mil plazas laborales formales en la entidad.

A esto se agrega, dijo, que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer que la pobreza laboral en Michoacán se redujo en el tercer trimestre de este año, esto quiere decir que bajó la cantidad de trabajadoras y trabajadores que aún ganando un salario no alcanzan a superar la línea de pobreza. En Michoacán, hasta septiembre de este año, una de cada tres personas que trabaja está en esa condición.

Esta mejora en el acceso a trabajo formal y mejor remunerado para las y los michoacanos es reflejo del modelo de economía moral del presidente Andrés Manuel López Obrador, que tiene dos características principales: promover el crecimiento económico con equilibrio entre regiones del país y recuperar el valor del salario para que el trabajo vuelva a ser un mecanismo que garantice los medios para vivir de manera adecuada.

En este sentido, Alanís Sámano también celebró el aumento al salario mínimo con el que se abrirá el 2024 y significará que en un sexenio se recuperó 110 por ciento del poder adquisitivo del salario, algo que no ocurrió desde hace más de 40 años en México. “Cuando llegamos al gobierno, el salario mínimo era de 88 pesos diarios y a partir de enero de 2024 será de casi 249 pesos diarios en gran parte del país y de casi 375 pesos diarios en la zona fronteriza”, recalcó.

En Michoacán y en México hay crecimiento con justicia y bienestar, aseguró Fabiola Alanís, pero aún falta remontar las casi cuatro décadas de neoliberalismo que desmoronaron los derechos del pueblo de México, por eso, es necesario continuar con la construcción del Segundo Piso de la Cuarta Transformación.

Deja un comentario