El gobernador interino de Nuevo León, Luis Enrique Orozco dejó el cargo para que Samuel García asuma sus funciones, anunció esta tarde el presidente del Congreso estatal, Mauro Guerra.

El exvicefiscal dijo que su renuncia como gobernador interino es en aras de lograr un acuerdo y que Samuel García retome el Poder Ejecutivo estatal.

Durante una reunión, en la que también participó el presidente del Poder Judicial, Arturo Salinas, Orozco expuso que encontró el edificio cerrado y no pudo ingresar al inmueble ni entablar diálogo con García, por lo que decidió hacerse a un lado.

“He decidido hacerme a un lado para favorecer la gobernabilidad”, dijo Orozco, tras reconocer, dijo, “el derecho que tiene Samuel García al ganar las elecciones de gobernador” y señaló que su renuncia es en aras de la paz y la gobernabilidad.

Aclaró que su designación como gobernador interino fue legal y avalada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Tras una conferencia de prensa conjunta, Luis Enrique Orozco entregó su renuncia ante la Oficialía de Partes del Congreso del Estado, con lo que se vislumbra la terminación de esta disputa por la gubernatura del Estado de Nuevo León.

Por su parte, Arturo Salinas dijo que Nuevo León no merece una crisis de gobernabilidad y por eso se reunieron los presidentes de los Poderes Legislativo y Judicial para restablecer la gobernabilidad la paz y el diálogo entre las instituciones.

*Con Información de El Universal/La Jornada

Deja un comentario