Morelia, Michoacán

La presidenta municipal de Cotija, Yolanda Sánchez, pidió a su pueblo que no solamente recen por ella y a su familia, debido a lo difícil que ha sido gobernar esa localidad, sino que también hagan oración por las personas que la tuvieron secuestrada.

“Me ha tocado una administración muy difícil, ustedes lo saben. Pidan por mí, pidan por mis hijos (…) También pido por esas personas que me tuvieron en ese lugar, agradecerles, dentro de todo, el buen trato que me dieron. No se imaginan lo que es sentirte tan vulnerable y que nadie esté contigo para poderte defender”, expresó desde el templo principal de Cotija.

Durante una misa de agradecimiento que le hicieron al haber regresado a casa con vida, después de haber permanecido tres días privada de su libertad, Sánchez agradeció a los pobladores, a sacerdotes, a su familia y amigos por las muestras de apoyo.

“Por primera vez no sé qué decir. Quiero agradecer a todos ustedes por sus oraciones, por sus mandas, por su preocupación (…) Gracias a sus oraciones yo estoy aquí con ustedes”, destacó.

Al referirse a sus hijos, la edil de Cotija tuvo que hacer una pausa al verse vencida por las lágrimas.

“Gracias a mis hijos por todo su amor, por toda su preocupación. Gracias a ustedes, mi pueblo. Nunca me había sentido tan querida”, externó con la voz entrecortada.

Sánchez fue secuestrada el pasado 23 de septiembre cuando se encontraba en Zapopan, Jalisco, y al abordar un taxi junto con dos de sus asistentes, fueron interceptadas por hombres armados y ella bajada a la fuerza y subida a otro vehículo.

Su liberación ocurrió el día 26, cuando los secuestradores la subieron en un autobús en Mazamitla, Jalisco, con destino a Zamora, Michoacán, y en el trayecto ella se comunicó vía telefónica para pedir que fueran a auxiliarla.

En una entrevista con Latinus, la edil reveló haber sido plagiada por un grupo delincuencial que, en dos ocasiones, le había exigido ceder a demandas que ella, asegura, no aceptó.

Deja un comentario