Ciudad de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una nueva embestida contra el ejercicio periodístico en México, sobre todo al que considera contrario a su gobierno.

El escopetazo contra la prensa fue durante la conferencia mañanera de este lunes, luego de que se diera a conocer en versiones periodísticas que Obrador había sostenido una reunión privada con la ministra Yasmín Esquivel –acusada de plagio de tesis– y su esposo, el empresario José María Riobóo, uno de los más fuertes contratistas del gobierno mexicano.

“El bloque conservador y corrupto, esos que saquearon al país y que quieren regresar por sus reales, tienen una campaña mediática, es decir, con el apoyo de todos los medios de comunicación convencionales, para atacarnos por cualquier situación”, disparó el mandatario mexicano.

El tabasqueño dijo que ese manejo informativo es síntoma de la desesperación de los medios de comunicación y sus oponentes.

“Están tan desesperados que inventan; mienten (tanto) como respiran. Yo no me he reunido con la licenciada Yasmín ni su esposo, el ingeniero Riobóo”, sostuvo.

Sobre el escándalo que enfrenta la ministra, el gobierno de López Obrador también informó que este lunes se estaría enviando una comunicación a la UNAM para pedirle que se defina sobre la validez o no del título que, vía la réplica de una tesis, obtuvo Esquivel en 1987.

“Lo que la Dirección General de Profesiones (de la SEP) puede hacer es cancelar el registro de un título, pero para ello tiene que haber una resolución judicial o una inhabilitación, cosa que no ha cumplimentado la UNAM (…) Se le pedirá a la UNAM, al señor rector, que no evadan la responsabilidad que tienen, sino que emitan ellos una resolución”, expuso el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

Deja un comentario