Morelia de colores, stickers adornan las calles

143

Morelia, Michoacán / Asaid Castro-ACG

Entre el arte urbano y lo invasivo, así perciben los morelianos los stickers que se encuentran en espacios de la ciudad ¿Qué opinas?

“Yo pego stickers solo para sentirme vivo, sentir que puedo aportar un poco a la gráfica urbana, regalar un poco de color a la calle, vamos, intentar romper la monotonía”, dice Omar R., cuyo nombre de artista urbano es Cetherone.

Si bien existe justificación para utilizar esta forma de expresión con adhesivos, es claro ver que en ocasiones tapan por completo una señal vial, impidiendo su correcto uso.

Artistas visuales, negocios, tatuadores, colectivos, músicos, entre otros, son a quienes pertenecen los stickers que se encuentran en postes, semáforos o señalizaciones viales en Morelia, que los utilizan como un espacio en donde poder darse a conocer.

Foto: Asaid Castro/ACG

Pero ¿por qué en estos espacios?

“En mi caso lo hago así para no manchar propiedades, tal cual no afectar de manera directa a las personas”, son las palabras de Cetherone.

La práctica de pegar stickers es vista como un problema por algunos adultos de mediana y tercera edad, en contraparte a algunos jóvenes que consideran un medio de expresión contemporáneo que no afecta a nadie.

Sticker pegado por Ceherone / Foto: Asaid Castro-ACG

“Este tipo de arte urbano, es una forma de decir estoy aquí. La gente que viene a Morelia piensa que solo es el centro, pero también somos las colonias de los alrededores. Fui grafitero y también llegué a poner mis stickers porque esa era mi firma. Es algo necesario para que nos volteen a ver”, explica el ciudadano Luis Arreola.

Esto contrasta con lo mencionado por Adela A., una adulta mayor que dice estar en contra de esta práctica porque rompe con la estética de la ciudad y tapa las señales; aunque también se dijo a favor de que haya espacios para que los jóvenes se expresen:

“Bedolla debería hacer algo para no aislar a nadie, se lo pediría para los jóvenes, pero también espacios de esparcimiento para nosotros los adultos, porque entre todos siento que nos comemos el espacio de los demás”, declaró.

Otro ciudadano de mediana edad, Mario Córdova, expresó que admira la propuesta de los artistas, pero que en este caso, esta forma artística urbana está en la línea de invadir o transgredir, aunque no sabe hasta qué punto. Propone que a través de las universidades, el Gobierno del Estado convoque a los artistas, genere congresos y espacios, pues considera que si se les escucha qué necesidades tienen, se puede embellecer la ciudad y se puede aprovechar su creatividad.