Caída de Ovidio: un golpe letal a la dinastía Guzmán

68

Morelia, Michoacán

De 32 años de edad, Ovidio Guzmán formaba parte de una selecta lista del gobierno de Estados Unidos, sobre potenciales y peligrosos objetivos criminales. Su cabeza tenía precio: 5 millones de dólares.

“El Chapito” o “El Ratón”, como también se le conoce a Ovidio, ya había sido detenido en 2019 durante un operativo de fuerzas federales realizado en Culiacán, pero ante la virulenta reacción de sus sicarios, quienes incluso tomaron por asalto una unidad habitacional del Ejército y amagaban con matar a familias de mandos militares y soldados, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio la orden de liberarlo.

La primera detención de El Ratón, en 2019. Foto: Archivo.

A ese episodio, considerado como una de las peores crisis del actual gobierno mexicano – la cual alimentó las acusaciones de que la familia Guzmán contaba con protección desde la más alta esfera del gobierno -, se le conoció como el “culiacanazo”.

La recaptura se registró hoy y volvió a desatar una intensa reacción del cártel local, que incluyó ataques armados contra unidades aéreas y terrestres de las fuerzas federales e incluso una agresión, también con disparos de armas de grueso calibre, contra un avión de Aeroméxico.

“Esta detención representa un golpe contundente a la cúpula del poder del Cártel del Pacífico”, celebró el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

Luis Cresencio Sandoval.

Y es que, con su captura, se tambalean los pilares que sostienen el primer anillo de la organización criminal fundada por Joaquín “El Chapo” Guzmán, actualmente preso en Estados Unidos.

Años antes de la detención de El Chapo, otro de sus hijos, Edgar Guzmán, fue abatido presuntamente por miembros del Cártel de los Beltrán Leyva, el 10 de mayo del 2008 en una plaza comercial de Culiacán.

Al legendario narcotraficante se le conoce otro hijo, Joaquín Guzmán López, quien al igual que Ovidio, es acusado en Estados Unidos por cargos de asociación delictuosa, relacionados con drogas ilícitas.

La reaprehensión de El Ratón se da cuatro días antes de la visita que hará al territorio nacional el presidente estadounidense Joe Biden, quien se reunirá con López Obrador, el mandatario que optó por una política de ‘abrazos’ hacia los cárteles mexicanos.

Rosa Icela Rodríguez.

Incluso, su secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, insistió hoy en conferencia de prensa que la 4T no busca desatar una guerra.

“(Con capturas como la de Ovidio) no venimos a ganar una guerra; venimos a construir la paz”, declaró.