Padres de Frida rechazan juicio abreviado y reparación del daño; quieren justicia

74

Morelia, Michoacán

Hoy la impunidad se concretó en los tribunales de Sahuayo, con la ayuda de la Fiscalía regional de Jiquilpan, en el caso del homicidio de Frida Santamaría García, afirmó Patricia García, madre de la víctima.

Al término de la audiencia efectuada este miércoles 4 de enero, encabezada por el juez de control Mario Sotelo, persiste la reclasificación del delito cometido en agravio de Santamaría García, de feminicidio a homicidio culposo, además de la posibilidad de un juicio abreviado y una condena reducida para Juan A., presunto responsable.

A través de un vídeo difundido en redes sociales, Patricia García aseguró que la única oportunidad que la familia de la joven, de 24 años y ultimada el pasado junio de 2022, fue su asesor victimal, quien reiteró la negativa a aceptar el juicio abreviado y el acuerdo reparatorio, que se propuso por 1.3 millones de pesos y 3 años de pena corporal.

Patricia García, mamá de Frida, exige justicia. Video: Cortesía.

La madre de Frida Santamaría destacó que la fiscalía regional de Jiquilpan, la defensa de Juan A., y el juzgador estaban conformes con la reclasificación del delito, el juicio abreviado y el acuerdo reparatorio, sin considerar el parecer de las víctimas indirectas, que fueron notificadas de estas determinaciones apenas el pasado 2 de enero de 2023.

La pretensión, señalaron familiares de Frida Santamaría, es presentar en segunda instancia una segunda reclasificación a feminicidio y la negativa a que Juan A. acceda a un juicio abreviado, lo que le daría la oportunidad de tener una sentencia menor.

De acuerdo con Patricia García y la colectiva feminista MAPAS, en el proceso se observaron múltiples irregularidades, para privilegiar los testimonios, las pruebas y las periciales en favor de un hecho accidental que resultó en la muerte de la joven.

Fotos: ACG.

Esto, a pesar de la existencia de declaraciones que muestran que entre el presunto agresor y la víctima había una relación de noviazgo; que las lesiones, por su ubicación en el cuerpo de Frida Santamaría y la falta de residuos de pólvora, no fueron autoinflingidas; que había antecedentes de presunta violencia en la relación hacia la joven, y que el presunto agresor intentó evadir la acción de la justicia al tomar el arma homicida y el teléfono celular de la víctima, elementos que quedaron fuera del debate.

Agregaron que únicamente la indicación, por el asesor victimal, de la ausencia de la aceptación de la familia de la víctima en el acuerdo de reparación, impidió que Juan A. fuera liberado.

Al momento, Juan A. es imputado por el homicidio culposo de Frida Santamaría, un delito de menor gravedad que feminicidio, inicialmente expuesto.

“La justicia en Michoacán le falló a Frida, le falló a todas las mujeres michoacanas, pues no tenemos garantías ante cualquier delito contra nosotras, pues el ministerio público estará a favor del agresor o feminicida, el fiscal general Adrián López Solís no detiene estas atrocidades y da respaldo al ministerio público y las fiscalías regionales, que son corresponsables en los delitos que a nosotras nos suceden, porque los agresores y feminicidas saben que serán impunes, saben que serán vistos como hijos sanos del patriarcado que hay que cuidar, que la alianzas patriarcales serán las que se activen para cuidar sus intereses, para cuidarse entre ellos”, especificaron.

Deja un comentario