Día del Periodista: 157 muertes que recordar

43

Morelia, Michoacán

Del 2000 a la fecha, la organización Artículo 19 ha documentado 157 asesinatos de periodistas en México, presuntamente cometidos –en su gran mayoría- por su labor informativa.

De esa cifra, 145 son hombres y 12 mujeres y 47 de estos crímenes ocurrieron durante el gobierno anterior, del presidente Enrique Peña Nieto, y 37 en los cuatro años y un mes que van del actual periodo de Andrés Manuel López Obrador.

En el mapa nacional, Veracruz resulta ser el estado más letal con 18 comunicadores muertos en ese periodo, incluyendo al fotoperiodista Rubén Espinoza, cuyo caso saltó a la plataforma de Netflix con un documental sobre el homicidio del reportero gráfico y tres mujeres más: el famoso caso de la Narvarte.

En Michoacán, más de una decena de periodistas han sido asesinados o desaparecidos del año 2005 a la fecha, entre ellos Mauricio Estrada, reportero de policiacas y quien laboraba en La Opinión de Apatzingán, una localidad que ha sido históricamente campo de batalla del crimen organizado.

Se le consideraba a Mauricio un reportero audaz, arriesgado, como muchos otros a quienes “ganar la nota” los coloca frecuentemente en una situación de alto riesgo. Lo que le sucedió sigue siendo un misterio; desapareció un 12 de febrero del 2008 en Apatzingán y a la fecha nada se sabe de él.

Lo mismo ocurrió con José Antonio García Apac, el Chino, quien daba las noticias como director del impreso Ecos de la Cuenca, en otra zona también sacudida por la presencia del narcotráfico: Tepalcatepec. Se le vio por última vez un 12 de febrero del 2006.

Mauricio y el Chino fueron el inicio de una cruda espiral de violencia que se desató en contra de quienes ejercen la actividad periodística en Michoacán, con mayor intensidad entre los años 2006 y 2010.

Ejemplos hay muchos, ahí está el caso de María Esther Aguilar Casimbe, reportera de Cambio de Michoacán, desaparecida el 11 de noviembre del 2009, justo después de haber dado cobertura al aseguramiento de un rancho vinculado al crimen organizado en los límites de Michoacán y Jalisco.

Ahí está Ramón Ángeles Zalpa, también de Cambio de Michoacán, quien desapareció el 7 de abril del 2010 en Paracho; o Jaime Arturo Olvera Bravo, fotógrafo de La Voz de Michoacán, asesinado en Apatzingán el 9 de marzo del 2006; o Gerardo García Pimentel, a quien sicarios lo siguieron hasta darle muerte a balazos cuando laboraba en La Opinión de Michoacán, un 8 de diciembre del 2007.

Foto: ACG

Y la lista sigue: Juan Pablo Solís, asesinado en Tuxpan; Miguel Ángel Villagómez, privado de la vida el 9 de octubre del 2008 en Lázaro Cárdenas; Hugo Alfredo Olivera Cartas, muerto el 6 de julio del 2010 en Apatzingán; Fidel Ávila Gómez, levantado el 29 de noviembre en Huetamo y su cuerpo hallado sin vida el 8 de enero del 2020; o Luis Eduardo Ochoa Aguilar, abatido de un balazo en la cabeza, el 3 de agosto del 2020.

También Abraham Mendoza, conductor de radio y televisión, y quien se encontraba en una pausa de su profesión cuando fue ejecutado de varios balazos a plena luz del día en la principal avenida de Morelia, el 19 de julio del 2021.

Informan solo lo que les conviene: AMLO

En medio de ese escenario, este 4 de enero se conmemora en México el Día del Periodista, una fecha que el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró con una nueva crítica hacia el ejercicio reporteril, la primera de este 2023.

Lo hizo cuando hablaba sobre el sentido del voto –en teoría secreto- de los 11 ministros de la Corte, para elegir a Norma Piña como presidenta del Poder Judicial de la Federación.

“¿Por qué no lo dicen los medios? ¿No les parece extraño? No informan, o dan a conocer solo lo que les conviene. Ahora, como están en la lanzada en contra nuestra, eso no les ayuda en sus esquemas maniqueos de que ellos son los buenos y nosotros los malos”, lanzó el presidente.