Animales abusados son felices en granja de un turco

40

Estambul, Turquia

Mert Akkök, un turco generosos y carprichoso, se mudó para un granja y la acondicionó para que puedan vivir allí un número considerable de animales en situación de abandono. Se trata de una labor costosa, pero él se niega a dar marcha atrás.

Según el portal Voz Animal, aunque Mert posee una empresa que presta servicios de consultoría y está bien ocupado siempre encuentra tiempo para los animales.

«Los rescato de depósitos de chatarra, bosques, zonas rurales fuera de la ciudad. Intento encontrarles un hogar, pero algunos se quedan conmigo para siempre, especialmente los viejos, ya que nadie quiere adoptarlos» comentó Mert a un medio de comunicación.

Y reiteró:

«Ahora son como mis hijos. Solo puedo dárselos a personas decentes y buenas que puedan cuidarlos muy bien”.

El turco aseguró que «nació con este instinto” y que no es algo que “haya decidido o pensado”.

La rutina de Mert es la siguiente: se reúne con los perros y los lleva a pasear, luego les da de comer y le pone música a su caballo, alimenta a las gaviotas, y a los gansos, luego, se va a la oficina e intenta volver a la granja temprano.

Mert Akkök, cuenta con algunos asalariados que cuidan de los animales en todo momento.

Toda su vida es una moraleja de esfuerzos y luchas en favor de los animales. A veces, le acechan los dolores de cabeza y no faltan los traspiés, sin embargo, su perseverancia se impone, al extremo de que, para algunos, es una especie de héroe moderno.