‘El Estado no supo atacar la mezcla religión-narco en Michoacán’

95

Morelia, Michoacán

Han pasado ocho años desde que fue detenido tras difundirse un video donde sale junto a Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, uno de los criminales más mediáticos y violentos que ha preñado el narcotráfico en México, y hoy, ya libre y en busca de un nuevo partido político, Jesús Reyna admite que el Estado mexicano nunca supo atacar a esa organización delincuencial.

Y no lo supo, dice el también exgobernador interino, exlíder estatal del PRI y exdiputado local, porque nunca se había dado en el país una mezcla de religión y delincuencia como la que se gestó en Michoacán.

“Es nuestro estado el primer lugar en el país donde hay una mezcla de religión con delincuentes. A esta persona (Nazario Moreno, líder de La Familia Michoacana), que le decían `El Chayo´, era una persona que tenía folletos dedicados conforme a la Biblia; él se sentía una persona iluminada de Dios y hacía incluso retiros espirituales. Fue, entonces, una mezcla de religión con delincuencia que el Estado no supo atacar”, concede Reyna.

El hoy promotor de Más Michoacán –en trámite para convertirse en nuevo partido político– acepta, por primera vez, dialogar de ese y otros temas con Los Demonios Sueltos, el programa de análisis y entrevista de Primera Plana MX.

Foto: Alexis Arratia

¿Ya no hubo condiciones para seguir en el PRI por su decadencia o, su salida fue una decisión tomada a partir de tu detención?

El PRI como partido no es el responsable de mi detención ni de mis cinco años en la cárcel, son las personas, concretamente personas del gobierno de (Enrique) Peña Nieto. No es al PRI al que yo debo de culpar de eso y, entonces, no es eso lo que nos lleva a conformar el partido político.

¿Cómo ves a Michoacán a nueve años de distancia de aquel gobierno interino?

Los problemas del estado siguen siendo los mismos, educación, finanzas y seguridad, en dimensiones distintas, pero son los mismos. Lo que pasa es que nunca se ha definido con puntualidad, con precisión y a largo plazo una estrategia para combatir el tema de la educación. No hay una estrategia de largo plazo para atender ese problema, como no lo hay en seguridad ni en el de finanzas. Yo recuerdo que cuando llegué como secretario de gobierno (en 2012), pregunté al gobernador electo (Fausto Vallejo Figueroa) cuál era la estrategia en cada uno de estos temas y ahí me di cuenta de que no la teníamos.

Foto: Adán García

¿No ha sido un tema inestable el acercarse con Movimiento Ciudadano y luego con Morena? Apenas hace dos años eras todavía priista.

No soy incongruente, ¿eh? Con Movimiento Ciudadano nosotros hablamos con el dirigente nacional y se plantearon cosas de cómo podíamos incorporarnos por el momento, porque nosotros ya teníamos la idea de formar un partido y así fue planteado, pero cuando nos topamos con la dirigencia estatal, las cuestiones que habíamos planteado con Dante Delgado ya no las quisieron cubrir, entonces nunca apoyamos a Movimiento Ciudadano. No trabajamos ni estuvimos trabajando en sus oficinas, algún rato siquiera.

No estuvimos tampoco en Morena ni he estado. Apoyamos a Morena sobre todo por algo, y lo digo por mí: no queríamos que ganara el candidato de (entonces gobernador) Silvano Aureoles. Para nosotros, Silvano en ese momento representaba un signo de corrupción, de frivolidad y nosotros no queríamos que ganara su candidato (Carlos Herrera Tello). Preferimos apoyar al candidato de Morena; apoyamos a Alfredo Ramírez Bedolla, no a los demás candidatos ni tampoco nos sumamos a Morena.

¿Qué opinas de la sentencia de 47 años que se le dictó a La Tuta, considerando el nivel de criminal del que estamos hablando?

Soy abogado y como abogado te quiero decir que cualquier opinión que yo diga sería temeraria, porque solo conociendo el expediente se puede decir si el fallo fue o no correcto, porque una es la realidad que uno conoce, la que se dice, la que nos dicen, y otra es la que el juez tiene en el expediente para dictar sentencia. A lo mejor son sentencias que nos pueden parecer absurdas, pero de acuerdo al expediente podrían ser adecuadas.

A mí me parece que la sentencia es una sentencia de por vida, porque de acuerdo a la edad y a la cantidad de años, pues seguramente ahí estará por el resto de su vida.

Fue de los líderes criminales más mediáticos, que creció junto a otros por la falta de una estrategia de seguridad contundente, ¿coincides con eso?

El asunto de Servando Gómez hay que analizarlo muy bien. Analicen ustedes cuál es el origen de Servando Gómez desde que es estudiante en la Normal de Arteaga y analicen qué va pasando con él y van a poder entender mejor lo que pasó, sobre todo este protagonismo que tenía.

Yo creo que el problema es que sucedió algo que sorprendió al Estado mexicano y que el Estado mexicano no tuvo la mejor respuesta: cuando se forma este grupo de La Familia Michoacana, es nuestro estado el primer lugar en el país donde hay una mezcla de religión con delincuentes. Esta persona que le decían `El Chayo´, era una persona que tenía folletos dedicados conforme a la Biblia; él se sentía una persona iluminada de Dios y hacía incluso retiros espirituales. Fue, entonces, una mezcla de religión con delincuencia que el Estado no supo atacar.

Por otra parte, es el primer grupo en México que busca acceder a los puestos de elección popular. No voy a decir nombres, pero en 1998 yo tuve la primera señal de que la delincuencia estaba queriendo meterse para incidir en candidaturas. Lo viví, lo sé, no me lo comentaron. Y en 2002, cuando era yo dirigente del PRI, le planteé al gobernador (Lázaro Cárdenas Batel): ‘gobernador, la delincuencia viene por los puestos de elección popular, tenemos que hacer algo para evitarlo, se requieren acuerdos de Estado para evitar eso´ y me dijo: `sí, estoy de acuerdo contigo, te va a buscar el secretario de Gobierno´, y nunca me buscó.

En 2007, este grupo delincuencial cita a un grupo de presidentes municipales electos y les exige la Dirección de Obras, la Dirección de Seguridad y equis cosas más, y algunos se los dan y otros no. Esa reunión la supo el presidente Calderón por conducto del Cisen y lo platicó con el gobernador del estado (…) Genaro García Luna (Secretario de Seguridad Pública), les llegó a preguntar si habían tenido contacto con un grupo delincuencial y este presidente municipal, con cierta ingenuidad, amigo mío, por cierto, le dijo que sí, y les narró la reunión. A los cuatro meses lo mataron (…)

¿Qué opinas de la estrategia federal de abrazos, no balazos?

El problema hoy lo tenemos muy grave, porque creo que la actitud que ha habido del gobierno ha sido pésima. La delincuencia ha ganado más terreno horizontal y más poder verticalmente. Hoy por hoy estamos mucho en poder de la delincuencia (…) Afortunadamente la estrategia ya cambió y a fines del año pasado por primera vez utilizaron helicópteros artillados en la zona de Tepalcatepec. A partir de ahí cambió, ahora sí se dan enfrentamientos (…)

Hay muchas cosas con las que me quedo, que no las puedo decir. Una, por el tiempo y otra que, por esta actividad en la que hoy andamos, quiero esperar a que concluya y una vez que concluya, hablaré todo lo que tengo que hablar.