Morelia, Michoacán

Con fiesta, mole y unas caguamas, Alfonso Martínez Alcázar celebrará la terminación de la controvertida obra que heredó del gobierno moronista del paso elevado de Siervo de la Nación, proyecto inconcluso lleno de irregularidades, que registra un avance del 95%.

La obra ha sido un severo dolor de cabeza para los habitantes de la zona, lo mismo que los dos distribuidores viales de salida a Salamanca y Mil Cumbres, que presentan meses de atraso, “creo que a los otros puentes les vamos a llevar dos velitas de cumpleaños”, dijo entre risas el alcalde de la capital michoacana.

Foto: Jair López. Cortesía.

La obra ha sido uno de los proyectos más cuestionados luego que la administración de Martínez Alcázar decidiera suspenderla por riesgos estructurales; por eso ahora, que casi se concluye “sí amerita que vayamos a festejar” y lo hará a lo grande, dijo, no con listón, sino con una fiestota y con mole, “les voy a invitar unas caguamas porque lo amerita”.

En entrevista colectiva, Alfonso Martínez explicó que actualmente sólo faltan 10 “ballenas” (trabes) de colocar en los dos últimos tramos de la vialidad.

“Le estamos dando seguimiento hasta a la construccion de trabes, ya están dos lisgas y están otras dos en proceso de ocho restantes, se colocan, se cuela la parte de arriba y se termina la obra, ya está al 95 por ciento”, citó el ingeniero de profesión.

Anticipó que mañana o unos días más, quizá se pueda abrir la vialidad en la parte de abajo, “están en los últimos detalles, les he pedido que tengan mucho cuidado con las partes de arriba para evitar accidentes”.

De acuerdo a lo ofrecido por la empresa constructora, la empresa tiene hasta el día último de noviembre para entregar el puente de Siervo de la Nación; si no lo hace, además de encabezar la lista negra de constructoras incumplidas, podrá hacerse acreedora a sanciones y castigos por incumplimiento de contrato.

Deja un comentario