Moscú, Rusia

Una estatua de bronce en honor al fallecido dirigente cubano Fidel Castro fue inaugurada este martes en Moscú por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien realiza actualmente una visita a este país para seguir estrechando la sintonía política y los lazos económicos.

Durante la ceremonia, el presidente ruso ha recordado las «horas de conversaciones» con Castro, a quien ha vuelto a alabar como una referencia mundial.

«Dijo que cada país tenía el derecho a desarrollarse libremente, a elegir su camino, y que las dictaduras, los saqueos y el neocolonialismo no tienen cabida en un mundo justo», ha afirmado Putin, según la agencia de noticias TASS.

Durante su visita a Rusia, Díaz-Canel ha abogado por «profundizar las relaciones» con Rusia pese a las «dificultades», al mismo tiempo que ha pedido a los empresarios aumentar las inversiones en la Isla, en una serie de reuniones que también han incluido encuentros privados con el patriarca Kirill o el expresidente Dimitri Medvedev.

El Gobierno cubano ha criticado en estos últimos meses las sanciones impuestas por parte de la comunidad internacional contra autoridades y empresas rusas y, en términos generales, se ciñe al discurso de Moscú sobre la ofensiva militar emprendida en territorio ucraniano.

Deja un comentario