Huyen de Penjamillo 4 regidoras y la síndica, se dicen amenazadas de muerte

177

Penjamillo, Michoacán / Con información de ACG

La síndica y cinco regidoras de Penjamillo decidieron dejar su cargo y lugar de origen en compañía de sus familias por temor de perder la vida, pues aseguran haber sido golpeadas y amenazadas de muerte por grupos armados.

De acuerdo con información de ACG, las funcionarias atribuyen las amenazas a la presidenta municipal provisional de Penjamillo, Xóchitl Kareli del Río Carranza, quien entró en funciones en sustitución de Gilberto Mejía Salgado, quien desapareció apenas unos días después de haber sido electo, en junio de 2021. Ambos del Partido Encuentro Social.

Las funcionarias relataron a dicho medio que el pasado 20 de septiembre, alrededor de 15 sujetos armados y encapuchados se metieron al domicilio de una de las regidoras, en donde la golpearon tanto a ella como a su hijo y su madre. Una vez sometida en el suelo, se le advirtió que de no “alinearse” con la presidenta, le entregarían a su hijo “en pedacitos”.

Otra de las regidoras fue amenazada de la misma forma, narró que la golpearon y le preguntaron a quién quería más de su familia.

Las integrantes del Cabildo aseguran que el conflicto se originó cuando solicitaron recursos para gasolina para las cuatro patrullas del lugar, así como para viáticos y otros conceptos.

El 12 de febrero de este año, aseguran, ocurrieron las primeras amenazas, por parte de hombres armadas que viajaban en camionetas y llegaron hasta la casa de una de ellas para decirle cosas como que “le bajara de huevos” y dejara de hacer cosas contra la alcaldesa, porque quien manda es la presidenta.

Asustada la funcionaria municipal, habló con la presidenta municipal, quien respondió: “discúlpame si por mi culpa perdiste la tranquilidad”.

Otra de ellas expuso que hace un poco más de dos semanas, al llegar a casa de su madre, unos tipos encapuchados la obligaron a ponerse de rodillas junto con su hijo y les cubrieron la cabeza.

“Nos tiramos al piso, mientras rezaba vi que traían armas, cervezas y estaban fumando, solo pensé aquí quedamos…”, manifestó a ACG.

Agregó que los hombres le patearon las costillas y la patearon, acusándola de tener tratos con el director de obras públicas del municipio, quien ese mismo día fue desaparecido.

A otra de las regidoras la despertaron las detonaciones de armas, sujetos armados que viajaban en dos camionetas disparaban al aire y quebraron los vidrios de su casa. Primero sacaron a su familia, los hincaron en la sala y a ella la “arrastraron del pelo”.

Las regidoras y la síndica expresaron que ya presentaron denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y pidieron seguridad para ellas y su familia, aunque aseguran que no se les entregó copia de la misma y se les recomedó ir a descansar porque “se veían agotadas” y llamar al 911 en caso de “ver algo raro”, así como remitirlas a una revisión médica y psicológica.

Afirman también haberse reunido con el secretario de Gobierno, Carlos Torres Piña, además de estar en búsqueda de que Estados Unidos les brinde asilo político, aunque ven pocas posibilidades.

No obstante, sostienen que no regresarán a Penjamillo.


Deja un comentario