TUXTLA GUTIÉRREZ, México

Al menos 110 jóvenes tuvieron que ser hospitalizados la noche de ayer viernes tras una intoxicación masiva, presuntamente con cocaína diluida en sus bebederos o botes de agua, en una escuela secundaria en la pequeña localidad de Bochil, en el estado de Chiapas.

Numerosos videos y fotografías de padres y madres de familia cargando a sus hijos de entre 12 y 15 años de la Escuela Secundaria Juana de Asbaje empezaron a circular la noche del viernes, luego de que estudiantes del turno vespertino empezaron a sentir los síntomas de una intoxicación.

Los jóvenes tuvieron náuseas, cefalea, sudoración, dolor estomacal, desorientación y desmayos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Chiapas, informó que el Hospital Rural de Bochil del Programa IMSS-Bienestar atendió a 57 adolescentes, quienes llegaron con síntomas de intoxicación. 

Hasta la media noche del viernes 7 de octubre, el Hospital Rural reportó a 56 estudiantes estables y uno delicado, el cual fue trasladado al Hospital General de Zona (HGZ) No. 2, en Tuxtla Gutiérrez, mejor conocido como “5 de mayo”. El caso fue reportado como grave y que ha sido intubado.  

En el lugar de los hechos se presentaron elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de Chiapas para brindar auxilio por los reportes presentados, y ayudar con el traslado de los adolescentes.

Una lista de 110 jóvenes que sufrieron los efectos de esta intoxicación masiva empezó a circular en las redes sociales a la par que agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) indagan qué pasó realmente.

Es el tercer caso similar que ha ocurrido en Chiapas en lo que va del 2022.

Una primera versión extraoficial refiere que en el interior del centro educativo a los jóvenes se les diluyó presuntamente cocaína en sus bebederos y botes de agua. Uno de los análisis de laboratorio clínico realizado a uno de los jóvenes resultó positivo para esa sustancia.

Algunas padres y madres de familia, en medio de llantos, gritos y reclamos, coincidieron, por su parte, en que sus hijos les aseguran que el envenenamiento fue a consecuencia de algo que consumieron en la cafetería.

Hasta esta mañana del sábado 8, ni la FGE ni las autoridades municipales, han dado algún reporte oficial de lo que pasó en ese centro educativo de Bochil.

 

Deja un comentario