Fotos: ACG.

Morelia, Michoacán

El no acatar el mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la despenalización del aborto, constituye una forma de violencia desde las instituciones que se traduce en mujeres privadas de su libertad por ejercer el derecho a decidir.

Así lo señaló la senadora de la República, Olga Sánchez Cordero, al asistir al foro Retos Instucionales ante la Violencia Feminicida, celebrado este viernes 7 de octubre, en Morelia.

La exministra de la SCJN y extitular de la Secretaría de Gobernación (Segob) afirmó que está a favor de la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación, e hizo un “urgente llamado” a los legisladores locales a que resuelvan sobre lo dictaminado por la Corte.

Lamentó que la instancia ha atendido el tema en múltiples ocasiones y aún hay entidades que no han asumido una determinación al respecto, con lo que “muchas mujeres, que han tomado una de las más difíciles decisiones, enfrentan un proceso penal e incluso la privación de su libertad“.

Como muestra de su respaldo al derecho de las mujeres a elegir libremente sobre la continuidad o no de un embarazo, Olga Sánchez se colocó el pañuelo verde, emblema del movimiento que impulsa la legalización y despenalización del aborto.

Insistió en que “quien no acata las decisiones de la SCJN incurre en violencia institucional, en violencia ejercida desde el estado en contra de las mujeres“.

“Son ellos quienes criminalizan a las mujeres por haber tomado estas decisiones, son sus peores violentadores y agresores”, expresó.

Deja un comentario