Morelia, Michoacán

Un tema de congruencia hacia sus propias convicciones es el que asegura el senador Antonio García Conejo que lo llevó a votar a favor de la reforma que permitirá al Ejército permanecer en labores de seguridad pública hasta el 2028, a pesar de que su partido, el de la Revolución Democrática (PRD) está en contra.

“Es un tema de congruencia. Yo lo anuncié, que iba a ser un senador de oposición responsable, que no iba a ser de los que están en contra de todo y a favor de nada, que iba a haber cosas que iba a apoyar y que iba a votar favor aunque no fuera una iniciativa mía y fuera de otra fuerza política y es lo que estoy haciendo, acorde con mi convicción y mis principios”, dijo en entrevista para Primera Plana Mx.

En ese sentido fue que Antonio García lamentó que el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, haya sugerido que obtuvo algún tipo de beneficio a cambio de su voto, pues aseguró que él nunca ha aceptado favores políticos.

“Lamento mucho que haya expresado eso mi dirigente, pero aquí no hay nada a cambio, soy un hombre de convicción, responsable, he tenido la oportunidad de ser alcalde, diputado federal, diputado local y siempre voy a actuar con honestidad, siempre observando el interés de la Nación, de los ciudadanos y no por un interés particular. A mí no me doblega nadie, jamás he aceptado nada a cambio de favores políticos”, manifestó.

Antonio García y Miguel Ángel Mancera, dos de los tres integrantes de la bancada perredista en el Senado, fueron los que votaron en pro de esta reforma, aunque en la Cámara Baja el grupo parlamentario de su partido se opuso al dictamen. No obstante, el senador michoacano explicó que lo que votó no fue la permanencia del Ejército, a lo cual se opone, sino las modificaciones que se hicieron al dictamen para que el Ejército rinda cuentas a las dos cámaras del Congreso de la Unión y se destine un mayor recurso a las policías locales.

“Detuvimos esa propeusta, le dimos un giro total y estamos obligando constitucionalmente que las Fuerzas Armadas actúen […] en casos solamente especiales, extraordinarios, respetando los derechos humanos”, explicó.

Foto: ACG

De acuerdo con García Conejo, la permanencia del Ejército en las calles por sí misma no va a rendir frutos, puesto que lo que se requiere es cambiar la estrategia de seguridad y fortalecer a las policías estatales y municipales para poder hablar de un paulatino retiro del Ejército, que ahora tendrá que someterse a evaluaciones periódicas.

“La presencia del Ejército en las calles no ha dado un resultado positivo, no ha disminuido los índices delictivos ni los homicidios y si me preguntas que si estoy a favor de la militarización, no, nada de eso”, enfatizó.

Expuso que desde 20 años el Ejército ha estado encargado de ese tipo de tareas y que en eso no concuerda, pero que eso ya estaba discutido y lo que se votó en el Senado fueron las modificaciones.

Estas modificaciones, por cierto, fueron propuestas en parte por Ricardo Monreal, quien hasta hace poco fue coordinador de la bancada de Morena, pero luego de una serie de desacuerdos con el Presidente de la República y su propio partido, optó por separarse del mismo.

Deja un comentario