Morelia, Michoacán

El Ayuntamiento de Morelia cerró una de las clínicas que operan en el municipio, situada en la colonia Ricardo Flores Magón, al poniente de la ciudad; la determinación se tomó luego de que por tercera ocasión, la unidad fuera asaltada.

La última vez, uno de los tres asaltantes sacó una pistola y apuntó con ella al médico pasante; a los cuatro trabajadores de la clínica los mantuvieron secuestrados por más 45 minutos exigiéndoles las llaves de la camioneta de una de las trabajadoras.

Adolfo Torres Ramírez, secretario del Bien Común y Política Social, confirmó a Primera Plana Mx lo sucedido el pasado 19 de septiembre al filo de las 14.15 horas, situación por la que varios de los trabajadores ya interpusieron sus denuncias correspondientes; una de ellas prefirió volver a su ciudad natal, dada la traumática experiencia vivida.

El propio médico pasante convocó a sus compañeros egresados, asignados a una de las clínicas, a no dejar de prestar sus servicios pero que, cuando acudan, lo hagan vestidos discretamente, sin exhibir sus pertenencias por el riesgo que ello representa.

Adolfo Torres lamentó lo ocurrido que derivó en el cierre final de la unidad, la cual será reubicada; desde el 19 de septiembre ya no se abre.

Lo más lamentable que exhibieron los trabajadores violentados, es que habitantes del lugar se dieron cuenta de lo que sucedía en la unidad y no marcaron al 911.

El Ayuntamiento de Morelia tiene 41 unidades médicas; sólo 15 de ellas ofrecen servicios y atención a la población, el resto no está operando, entre ellas la de la colonia Ricardo Flores Magón, por los asaltos que sufrió.

Deja un comentario