Ciudad de México

Un acuerdo para enfrentar la inflación concretaron el gobierno federal y un grupo de empresarios del sector alimenticio con el fin de reducir a mil 39 pesos el costo de 24 alimentos y productos básicos para las familias mexicanas.

A la par de no incrementar los precios de los alimentos, el proyecto incluye, además, no hacerlo en los combustibles ni la electricidad.

El acuerdo, que refuerza el Plan contra la Inflación y la Carestía, que se lanzó en mayo pasado, tendrá una vigencia hasta el 28 de febrero de 2023.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Hacienda, Rogelio Martínez de la O, presentaron el convenio en la mañanera de este lunes.

El primero agradeció a los empresarios, presentes en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, que aceptaran firmarlo:

“Es un acto importantísimo, tiene que ver con el consumo de los alimentos básicos para la gente y que sea mediante consenso, fue un acuerdo, no hay imposición, no hay ninguna medida coercitiva, fue a partir de convencer y de persuadir y por la voluntad de ustedes de ayudar, esto va a tener un efecto muy positivo, nos va a ayudar”, expresó el mandatario federal.

La idea de las medidas, señaló Ramírez de la O, es que el precio de la canasta básica de 24 alimentos sea ocho por ciento menor al actual máximo que es de mil 129 pesos, a fin de reducirla durante la vigencia del convenio a mil 39 pesos promedio.

Deja un comentario