Ciudad de México

Una información dada a conocer ayer por el periodista Carlos Loret de Mola sobre un hackeo internacional a los servidores de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fue confirmada hoy viernes por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su habitual conferencia de prensa mañanera.

“Es cierto, hubo un ataque cibernético, así le llaman, al robo de información y mediante esos mecanismos modernos extraen archivos, es gente muy especializada, no cualquiera, no sé si en México haya especialistas en este ramo de la cibernética”, dijo.

La información extraída por el grupo internacional de hackers autodenominado Guacamaya, de cerca de seis terabytes, revela datos sobre sus problemas de salud del presidente, el “Culiacanazo” y disputas internas entre la Sedena y la Marina.

Latinus dio a conocer en “Loret Capítulo 96” que la información extraída de los servidores de la Sedena, que data de 2016 a la fecha, revela que el presidente sufrió el riesgo de un infarto y tuvo que ser trasladado de urgencia a comienzos de este año.

“Todo lo que se dice ahí es cierto y se ha expresado. Si acaso (no se ha dicho) lo de la ambulancia, que fue a Palenque, a principios de enero, porque había un riesgo de infarto y me llevaron al hospital. Y me recomendaron un cateterismo, ¿se acuerdan de eso? Me dijeron ‘hay que hacerlo’ y les pedí unos días”, indicó en el Palacio Nacional.

El presidente López Obrador indicó que el fallo en los servidores de la Sedena, dependencia encargada de la seguridad nacional, se debió a un cambio en el software.

El mandatario dijo que no prevé ninguna repercusión negativa debido al hackeo, pese a ser información contenida en los servidores de la Defensa Nacional, y calificó al ataque cibernético de “falta de respeto”.

Además de la salud del presidente, Latinus encontró documentos pertenecientes a los titulares de la Sedena y la Marina (Semar), en los que se hace evidente un desacuerdo sobre la forma en la que deben conducirse en algunas labores de seguridad.

Además, hay reportes extensos y detallados sobre la detención, y posterior liberación, de Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, conocida como el “Culiacanazo“.

El grupo de hackers Guacamaya también vulneró la seguridad virtual de otros cuatro países en Latinoamérica.

Deja un comentario