Foto: ImagensWiki.com

Morelia, Michoacán

Son más que grandes gatos. Tigres, leones y otros grandes felinos se han puesto en boga como mascotas, pero terminan como víctimas del abandono y la negligencia, al no recibir los cuidados que requieren.

Luego de la detección de decenas de grandes felinos en condiciones deplorables en el santuario Black Jaguar White Tiger, el director del Parque Zoológico Benito Juárez, Julio César Medina Ávila, narró que se han encontrado diversos casos de personas que mantienen a estos animales como mascotas sin tener los espacios y los recursos requeridos para un mínimo de calidad de vida para los ejemplares, así como seguridad para quienes los manejan.

Aunque de inicio tigres, leones y otros felinos no son mascotas, sino animales de vida silvestre, si se dispone de un terreno apropiado, insumos, seguridad, un plan de manejo y un registro ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), es posible tener a estos animales.

Lamentablemente, expresó Julio César Medina, se encuentran casos donde los ejemplares fueron adquiridos de manera clandestina, no tienen un plan de manejo, viven en espacios inadecuados y su alimentación no responde a sus necesidades.

Foto: ACG

Solo en lo referente a la comida de los grandes felinos, el director del Parque Zoológico Benito Juárez precisó que estos “gatitos” necesitan consumir una media de 10 kilogramos de carne por día, conformada por ocho kilogramos de carne y dos de huesos, además de, según la edad, carne molida; pero muchas de estas mascotas son alimentadas con pollo, lo que a la larga les enferma y deteriora.

De manera periódica, el recinto recibe animales asegurados o recuperados, que deben ser atendidos y rehabilitados, pero el límite de capacidad de atención con que cuenta el parque zoológico para grandes felinos está ya muy cercano a su límite de su capacidad de atención, tras captar cinco ejemplares, de los que conserva cuatro, procedentes del santuario Black Jaguar White Tiger, donde se identificaron decenas de animales en severas condiciones de abandono y maltrato.

Además, recientemente la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó del hallazgo de un leon blanco en la región de Tacámbaro, que vivía en un corral para cerdos, rodeado por perros.

“Al zoológico llegan animales resguardados no sólo en Michoacán, sino en la región, sobre todo Guanajuato. Es una problemática que tenemos que atender”, expuso.

En recuperación, felinos recibidos de Black Jaguar White Tiger

En relación con los felinos recibidos de Black Jaguar White Tiger, Julio César Medina señaló que los cuatro ejemplares que permanecen en la instalación se recuperan de manera positiva.

Detalló que fueron un león, que ha avanzado en su recuperación de manera lenta; dos leonas, una de las cuales presentó insuficiencia renal y hepática, de las que se ha recuperado en 85 por ciento; una tigresa, que debió ser trasladada al lado de su pareja, y una tigresa de avanzada edad, que casi no tenía dientes, que también muestra signos favorables.

“Los animales no requieren más que buena comida, buen trato y mucho cariño para florecer”, expresó.

Deja un comentario