Fotos: ACG

Morelia, Michoacán

El turismo es uno de los pilares de la economía estatal, por lo que se ubica como una prioridad en la política pública apuntalar los elementos relacionados con el fortalecimiento de la denominada industria sin chimeneas, afirmó el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, durante la inauguración del Congreso Estatal de Turismo. Michoacán, Sostenible e Incluyente.

El encuentro, que se realiza los días 27 y 28 de septiembre, en el Centro de Convenciones y Exposiciones de Morelia (Ceconexpo), reunió en su primera jornada más de mil 300 personas, que participarán en actividades vinculadas con la promoción, el desarrollo de productos, la capacitación y la profesionalización del gremio turístico.

Ramírez Bedolla expresó que la entidad cuenta con cultura, historia, gastronomía y atractivos naturales, además de una privilegiada ubicación en la zona centro occidente del país, elementos que se conjugan para impulsar el turismo, pero a la par precisa de una conservación de las tradiciones, como sucede en los casos de la Kúinchekua, en Tzintzuntzan, o la Noche de Ánimas, en la región lacustre.

Otro de los factores que se deben incentivar es la conectividad aérea con destinos como Ciudad de México, Cancún o Monterrey, que además de ser punto de origen de visitantes y turistas, son puertos de arribo de paseantes de otras latitudes del orbe.

En su intervención, el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur) estatal, Roberto Monroy García, mencionó que el turismo es fuente de ingresos y empleos para las comunidades y los municipios, una “actividad noble” que hace posible sustentar el desarrollo económico.

Tras la pandemia de covid y con el cambio en los patrones de viajes de la población mundial, que tiende a preferir los espacios abiertos y los destinos menos saturados de visitantes, Michoacán enfrenta grandes retos, equiparables a las grandes oportunidades que para destinos emergentes y en proceso de consolidación esto representa.

Deja un comentario