Ciudad de México

Ante la posibilidad del que el Senado rechace el dictamen para que el Ejército continúe efectuando labores policiales hasta el 2028, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su mañanera que llevaría el tema a consulta pública.

El tema parecía haber sido una ocurrencia del momento, pero al día siguiente Presidencia de la República lanzó una campaña para dar a conocer esta consulta, que podría hacer presión al Senado para que apruebe el dictamen, aunque tendría que efectuarse hasta el próximo año y no podría ser vinculante.

Esto quiere decir, que un año antes de entregar el cargo, López Obrador estaría preguntando a los ciudadanos si están de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional (GN), algo que ya se concretó desde el primer año de su administración; si estan de acuerdo con la permanencia del Ejército en las cuales, lo cual para entonces ya se habrá votado en el Congreso de la Unión y qué opinan con la absorción de la GN en la Sedena, algo que ya fue aprobado por el Congreso recientemente.

Con ello, se estaría destinando recurso público a una cuarta consulta, casi una por año de gobierno. La primera, la llevó a cabo el partido Morena, por el tema del nuevo aeropuerto; la segunda, fue la que tenía que ver con revisar posibles actos de corrupción en administraciones pasadas y la tercera la de revocación de mandato, que costó casi mil 700 millones de pesos.

Deja un comentario