Tampere, Finlandia

A unos meses de haber estrenado la película Tren Bala, el actor norteamericano Brad Pitt presentó por primera vez su trabajo como escultor en el Museo de Arte Sara Hildén, en Tampere, Finlandia. 

Aunque muchos se sorprendieron de su debut como artista plástico, lo cierto es que el actor ya había expresado la necesidad de explorar otras disciplinas: la producción, la música y, por supuesto, la escultura, en la que incursionó tras su divorcio de Angelina Jolie en 2017. 

Por esta razón, Brad Pitt se unió a una exposición colectiva, junto al músico australiano Nick Cave y el artista británico Thomas Houseago, en la que muestra nueve de sus creaciones más recientes.

Entre las obras del protagonista de cintas como Troya y Guerra Mundial Z destacan “Herida de bala autoinfligida en la casa”, una escultura moldeada con silicona transparente con disparos de balas, y “House A Go Go” -su primera escultura-, una representación de una casa de 46 cm que está elaborada con corteza de árbol “toscamente unida con cinta adhesiva”, de acuerdo a lo dicho por The Art Newspaper.

Otra obra, de mayores dimensiones, muestra un ataúd de bronce con manos, pies y rostros que parecen querer atravesar las paredes, el cual compite con una estructura de yeso que cuelga de la pared y recrea una escena de un tiroteo entre ocho figuras.

Sobre cuál fue la inspiración de su colección, Brad Pitt señaló en la inauguración: “Para mí se trata de autorreflexión. Se trata de ver dónde me equivoqué en mis relaciones, dónde soy cómplice”. 

De acuerdo con The Sun, Brad Pitt cuenta con un estudio de escultura en su mansión de Los Ángeles, a la que invitó a Leonardo Di Caprio para “estrechar lazos sobre un amor compartido por la cerámica”. 

Deja un comentario