Morelia, Michoacán

No hay ninguna razón científica para afirmar que hay un día en particular con mayor riesgo de que se presente un sismo. De hecho, hay otras fechas que se repiten en la historia de México en que se han presentado sismos mayores a siete grados en la escala de Richter, aformó el sismólogo Ángel Figueroa Zamudio.

El especialista, que pertenence al Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Tierra de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) participó en una rueda de prensa ofrecida por la institución minutos después de que se registró el temblor. Durante la misma, se dio a conocer que hasta ese momento, alrededor de las 14:00 horas, ya se habían generado 67 réplicas.

Explicó que así como ha habido sismos el 19 de septiembre y se tienen muy presentes en la memoria colectiva por el de 1985, también ha habido movimientos telúricos de la misma magnitud que reinciden en otras fechas: 15 de abril 29 de abril, 7 de junio y 9 de octubre, lo cual se puede consultar en el Catálogo de Sismos, en la página del Sistema Sismológico Nacional.

No obstante, los dos sismos registrados en 2017, continuó Ángel Figueroa, fueron muy distintos al que se vivió este lunes 19 de septiembre de 2022. En aquel momento, las placas tectónicas se rompieron, en el actual, chocaron.

Seguirán los sismos

Estos sismos en apariencia recurrentes, advirtió el sismólogo, van a seguir presentándose, porque hay fallas geológicas que atraviesan el país; sin embargo, se perciben de manera distinta dependiendo de la zona en que uno se encuentre, pues dentro de la misma ciudad de Morelia hay áreas en donde se perciben con mayor intensidad, como el centro de la ciudad.

Esto se debe tanto a que las fallas se mueven de manera istinta dependiendo el lugar o país donde se encuentren.

Los sismos no se pueden prevenir

Ángel Figueroa también aclaró que aunque pareciera que la alerta sísmica suena antes de que se presente el sismo, esto se debe a que la alarma se genera en el lugar donde se dio el epicentro y se emite a través de internet y satélites, por lo que puede viajar unos segundos o hasta minutos más rápido que el movimiento telúrico, dependiendo de qué tan lejos se encuentre la ciudad del epicentro, pero para entonces el sismos ya sucedió.

Lo que sí se puede prever, continuó, es cuáles son las zonas en donde potencialmente se podrían generar sismos y qué áreas son riesgosas para edificar complejos inmobiliarios. En Morelia, por cierto, hay muchas fallas, señaló.

Es importante también estar al pendiente de las réplicas, que suelen darse días y hasta semanas después del temblor, pero van bajando en intensidad y frecuencia.

Deja un comentario