Morelia, Michoacán

El Gobierno del Estado actuará ante el despojo e incendio de vehículos en los que incurren estudiantes normalistas como métodos de presión y la Fiscalía General del Estado tendrá que hacer la investigación y sujetar a proceso a quienes cometan este tipo de ilícitos, advirtió el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla.

“Apropiarse de un vehículo y prenderle fuego implica varios delitos y si las personas que los cometen son detenidas in fraganti, van a ser presentadas ante la Fiscalía del Estado. Si se detiene a más de dos, ya es un delito colectivo y éste se agrava”, expuso el mandatario en su conferencia de prensa semanal.

A pregunta expresa de un reportero acerca de que en administraciones pasadas se detenía a los grupos que causaban disturbios en las calles y luego los liberaban sin sanción alguna, Ramírez Bedolla respondió: “nosotros los detenemos, los ponemos a disposición de la Fiscalía, y pedirle al fiscal que no los suelte”.

Ejemplificó que en Tiamba, municipio de Uruapan, fueron detenidas 167 personas armadas y hoy están en la cárcel; agregó que otro grupo intentó tomar el acceso a Uruapan (a la altura de la planta Pemex) y se detuvo a ocho personas, pero fueron liberadas por cometer sólo falta administrativa.

El mandatario cerró su respuesta considerando que gracias a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación “le hizo caso al presidente de la República” al no omitir la prisión preventiva oficiosa, quien cometa este tipo de delitos tendrá que ser juzgado en prisión.

Deja un comentario